Nuestra lactancia: mixta obligada

Nuestra lactancia: mixta obligada

lactapp-lactancia-materna-mixta

Desde antes de ser madre ya pensaba que cuando tuviera a mis hijos les daría el pecho, dado que para mí es natural.

Había leído diferentes libros y artículos, y me había creído que todas las mujeres podemos dar el pecho y que son excepciones las que no. Ahora yo diría que todas podemos dar el pecho, aunque aunque, en algunas ocasiones, se puede necesitar ayuda y no pasa nada.

El parto fue bueno, y ella se enganchó al pecho sin problemas.

Fuimos haciendo los controles, y aunque nunca había perdido peso, no aumentaba de peso correctamente, pero todo el feedback que teníamos del personal sanitario era que iba bien y que continuáramos con el pecho, que era lo mejor que podíamos hacer.

El desarrollo neurológico y motor también era correcto, muchas veces pensaba que estaba delgadita, pero como el resto estaba bien… pues no hacía falta obsesionarse. También fuimos a un grupo de lactancia, y también nos reforzó a continuar con el pecho.

Alguna fuerza dentro mío me hizo ir a consultar a Alba Al Sol (grupos de apoyo a la lactancia, abierto, gratuito en el Parc de la Ciutadella de Barcelona en pleno mes de agosto, eso sí, ¡las sesiones en la sombra!). Nos acercamos tímidamente, nos invitaron a entrar, y hablamos con Alba Padró. Vi algo en un cara, parecía que sabía exactamente lo que pasaba. La bebé mostraba indicios de necesitar más leche, y en este caso se debía suplementar, ya fuera con leche materna extraída o con leche artificial. Sí, desde un grupo de apoyo a la lactancia me aconsejaron suplementar.

Las semanas posteriores fueron duras, no os lo negaré. Inseguridades, lloros, sentimientos de culpa pero la fuerza de los tres nos hizo tirar adelante. Y digo de los tres, ya que el apoyo del padre fue muy importante, en todo momento insistiendo en la lactancia aunque al final necesites leche artificial.

Mientras estaba en casa antes de trabajar optamos por el relactador. Una manera de estimular al máximo el pecho, mientras manteníamos el suplemento. Eso sí, primero solo pecho y después con suplemento.

Al comenzar a trabajar, me extraía la leche que podía en el descanso del desayuno (para darle el máximo de leche materna, pero sacándome culpa por si necesitaba leche de pote). Al día siguiente se la daban, y la priorizaban a la leche artificial, evidentemente.

Es cierto que a medida que nos acercábamos a los 6 meses necesitaba más suplementos, quizá llegó a hacer entre un 20-30% de leche artificial (calculado según les necesidades de leche artificial). Cuando veía que aumentaban los mililitros de leche artificial que necesitava se me despertaba el sentimiento de culpa… pero otra vez mi compañero dejaba ir un práctico “No pasa nada si eso es lo que necesita”.

Aproximadamente a partir de los 6 meses comencé a dejar de sacarme leche en el trabajo. Con la alimentación complementaria disminuyeron también los suplementos. Lo que no hemos conseguido es retirar los biberones, pues para ella existen la teta y el biberón. Recalcar que la teta es mucha teta, aunque haya bibi de por medio.

A modo de conclusión decir que la leche materna es lo mejor que podemos dar a nuestros bebés, pero lo más importante es que el bebé crezca sano. Si necesita suplemento, adelante. Esfuérzate al máximo a dar tanto pecho como puedas, si es lo que tu quieres. Y si al final tiene que ser una mixta, pues tampoco está nada mal. Tenemos que ser capaces de buscar la mejor solución, con las cartas que nos ha tocado, fuera sentimientos de culpa. Fuera luchas de mejor madre.

Yo, al final, obté por la practicidad, daría toda la leche materna que pudiera, y tendría el pecho disponible siempre que lo necesitara, pero entremedio, si necesitaba algún suplemento, aunque fuera de leche artificial, allí lo tendría. De hecho, era la mejor leche desechada, la que una vez acabada de tomar el pecho, le ofrecíamos biberón y no lo quería, dado que ya estaba saciada.

Ahora puedo decir que llevamos 18 meses de lactancia… y los que nos quedan… hasta que ella o yo digamos basta. ¡Como debe ser!

Eso sí… la del biberón es una lucha que dejaremos para más adelante…

Te recordamos que la app de LactApp es gratuita y está disponible en iOS y en Android. Pruébala ahora:

DescargarAndroid Descargar IOS
Share

9 comentarios sobre “Nuestra lactancia: mixta obligada

  1. Parece que me lea a mi misma, aunque mi hija también tuvo frenillo y yo hipoplasia mamaria. Después de 9 meses y medio continuamos con la teta aunque el bibe es mucho bibe. Gracias a él mi hija ha crecido sana y fuerte pero también gracias a la teta.

  2. Es fantástico cuando alguien completamente pro-lactancia te dice que necesitaba ese biberón que una con tanta culpa ha dado. Yo también he tenido que hacer lactancia mixta y me ha dolido mucho hasta entender que tiene lo mejor de los dos mundos. Gracias por ponerle voz a una realidad que parece inexistente, y por suavizar la “guerra” teta / biberón. Mil besos mamis!

  3. Mi hijo necesitó suplementos ya que desde la segunda semana apenas subía de peso. Fue difícil porque se cogía maravillosamente a la teta pero rechazaba el bibe con grandes lloros. Algunas veces lo cogía, otras no. Mi remordimiento era no conseguir darle correctamente el suplemento! Estuvimos en esta batalla hasta los 3’5 meses y luego dejó de querer bibe, pero por suerte ya aumentaba algo más de peso. Aún así yo sufría y sobre los 5’5 meses introdujimos la AC y con ella empezó a querer algunos bibes también. Ahora de día toma bibes+AC y tarde, noche y primera toma de la mañana teta. Yo estoy tranquila y me siento feliz y creo que cuando la lactancia mixta es necesaria nadie debe culpabilizarse, al contrario, hay que agradecer la suerte de poder dar a nuestros hijos aquello que necesitan.

  4. Me siento absolutamente identificada, tengo una nena de 4 meses y desde el inicio la lactancia materna ha sido una lucha constante. Yo soy una mujer pegada a un sacaleches, porque tenemos que darle suplemento ya que gana muy poco peso y yo prefiero dárselo de mi leche que de leche de fórmula. Y me sucede lo mismo, me siento culpable de darle biberones de fórmula….pero esq cada vez que ve el biberón…se vuelve loca y se los toma en un momento, lo que me hace sentir que lo prefiere a la teta…pero por suerte el pecho lo sigue cogiendo, aunque yo vivo con el miedo de que algún día ya no lo quiera porque prefiere el bibe. Por ese motivo también intento sacarme mi leche siempre que puedo para dársela en bibe. Ver que hay madres cómo yo que com 18 meses su bebé sigue tomando pecho…la verdad es que me anima bastante…muchas gracias!!!!

  5. Yo sigo con temor tengo gemelos de 8 meses y me dicen qun su peso va bien pero no se , pesan 7350 y 8350 muchos niños los sobrepasan ( si, niños con solo fórmula) en las noches les doy 4 onzas o 5 a veces menos a cada uno , estoy con la alimentación complementaria, durante el día me los pego cada que puedo o quirán mi teta , durante la noche me toman cada 2 horas o 3 allí es donde despierta mi duda y temor ….

    1. Hola;
      Los bebés nacidos de parto múltiple suelen pesar menos, y si además han sido prematuros hay que valorar su aumento de peso mediante la edad corregida no la edad cronológica.

      saludos

  6. Mis bebes actualmente tienen casi 9 meses sin edad corregida son gemelos y 8 con edad corregida uno nació pesando 1990 y hoy pesa 7600 el otro 2410 y hoy 8600 siempre tengo mis dudas si van bien o no y hemos luchado muchísimo x la.lactancia actualmente tienen alimentación complementaria y a veces toman 4 onzas o 5 en las noches antes de dormir otras veces no siempre tengo esa preocupación..la matrona siempre dijo que no podría dar a los dos mi leche…pero siempre he tenido dudas

  7. Ufff nuestros comienzos con la lactancia fueron muy complicados. Parto por cesárea, peque con frenillo y problemas de agarre, y yo con hipoplasia (cosa que descubrí después) e intervención mamaria con reducción de aureola, vamos el pack completo! La niña pierdo mucho peso en el hospital y no recuperaba el peso de RN. Fuimos a grupo de lactancia, probamos 3 pediatras y vino una asesora de lactancia a casa un par de veces. Empecé suplementando con relactador y a día de hoy ella tiene 4 meses y tenemos una feliz lactancia mixta con biberón. No sé que porcentaje tomará de cada cosa, pero ella sigue teniendo su teti y no pasa hambre gracias al biberón, así que todos felices. Eso sí, al principio es muy duro, así que mucho ánimo a todas las que estén en situaciones similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *