VIH y lactancia: difícil elección

VIH y lactancia: difícil elección

Hoy es el Día Mundial Contra el Sida, y el blog de LactApp se une a este día aportando información sobre un tema que puede ser espinoso. En los países donde no es posible elegir cómo alimentar a un bebé, ya que no se puede acceder a agua potable ni es posible asegurar un suministro adecuado de leche artificial, la mejor opción – a pesar de la existencia de VIH – sigue siendo la leche materna. Pero, ¿Qué pasa en los países desarrollados? ¿Qué debe decidir una madre que puede elegir qué alimentación dar a su bebé?

LactApp-sida-VIH-lactancia

No todos los hijos de madres con VIH al nacer adquieren la infección. Se sabe que los niveles del virus VIH presentes en la leche materna son comparativamente más bajos que los que se encuentran en el plasma sanguíneo. Los bajos niveles del virus VIH quizá se deben a efectos de factores anti VIH presentes en la leche como, por ejemplo, los niveles de inmunoglobulina G (IgG) y los de inmunoglobulina A (IgA). Esto explicaría en parte por qué no todos los niños amamantados les será transmitido el virus. Ya sabemos que el virus pasa a la leche, si el bebé es amamantado de manera exclusiva (LME) durante los primeros tres meses, el riesgo de contagio va del 4% al 20%. El VIH puede ser detectado en la leche materna. Tres reservorios de VIH coexisten en la leche materna: ARN (partículas virales libres de células), material de ADN (virus asociado a células integradas en las células T latentes) y ARN intracelular (virus asociado a células en la producción de células T activadas). El papel respectivo de cada uno en la transmisión del VIH es poco conocida

En los países donde existen alternativas seguras disponibles, y las madres tiene acceso a agua potable y leche artificial se recomienda que las mujeres VIH-positivas no amamanten a sus bebés. Pero los beneficios de la leche materna son muchos y algunas madres quieren, pese a la infección, ofrecer leche materna a sus bebés.

  • La nutrición de la madre parece que juega un papel fundamental en este punto, pues sabemos que las madres desnutridas producen leche de calidad y nutricionalmente válida pero se ha observado que los niveles de inmunoglobulinas de la leche son menores que los de las madres con una adecuada nutrición.
  • Si una mujer VIH-positiva decide amamantar, entonces lo más seguro es hacerlo de manera totalmente exclusiva, de manera que el bebé no tome absolutamente nada más que leche materna. Se sabe que la lactancia mixta implicaría un daño en la mucosa de la pared gastrointestinal, lo que provocaría un aumento del riesgo de transmisión del VIH por esta vía. De este modo, se observa una incidencia en niños alimentados con lactancia materna mixta de un 24.1% versus un 14.6% los niños con lactancia materna exclusiva.
  • La madre debe seguir tomando el tratamiento antirretroviral ya que así el riesgo de transmisión se reduce.
  • Si los pezones están agrietados o sangrando, la sangre puede transmitir el virus también por lo que es muy importante conseguir una buena asesoría de lactancia desde el primer momento y evitar amamantar de manera directa si aparecen grietas sangrantes.
  • De la misma manera, durante una mastitis el riesgo de transmisión aumenta, de nuevo es necesario contar con información y ayuda para poder evitar/identificar estos procesos.
  • Otra opción es la lactancia diferida, es decir, la madre se saca la leche, la pasteuriza y la ofrece al bebé en biberón. Aunque parezca muy complicado esta es una opción válida para muchas madres. La pasteurización (calentamiento de la leche a 62’5ºC durante 30 minutos) asegura la destrucción del virus sin dañar la leche.
  • Mantener la lactancia hasta que el bebé tenga 6 meses y proceder a una supresión TOTAL llegados a esta edad.

Más información OMS / Alimentación del lactante en el contexto del VIH

Share

2 comentarios sobre “VIH y lactancia: difícil elección

  1. Tengo cómo aporte revisar existencia de Bancos de leche en regiones, que podria ser otra opción a tener en cuenta para acceder a leche materna de banco para alimentar y no se si para proceso de pasteurización Aplicaria, acorde a los protocolos de Bancos de leche.
    Y por otro lado me parece muy importante que en la publicación no se debe sugerir el uso de biberón, mejor vasito o taza para las madres q logren pasteurizar la leche materna o que tengan que brindar leche de fórmula.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *