Chupete y lactancia, todo lo que deberías saber:

Chupete y lactancia, todo lo que deberías saber:

El bebé empieza a desarrollar el reflejo de succión dentro del útero de su madre, es un aprendizaje de gran importancia pues le va a permitir alimentarse nada más nacer. Así que, una de las funciones principales de la succión es, sin ninguna duda, la alimentación. Pero, ¿tiene más funciones, la succión?

Por supuesto, la succión tiene también una función reguladora en el bebé. Succionar produce gran bienestar en él. Cuando un bebé succiona, su cerebro libera endorfinas, hormonas del placer, que le relajan y lo reconfortan inmediatamente.

Por tanto, el pecho le sirve al bebé como: fuente de alimentación, le permite calmarse, conciliar el sueño, sentirse seguro, amado… Debemos tener presente que los bebés cuando succionan el pecho no solo comen y eso es importante tenerlo en cuenta puesto que, muchas veces, cuando un bebé parece estar “demasiado” tiempo en el pecho la mayoría de madres reciben el mismo mensaje erróneo: te usa de chupete.

El primer chupete modelo se patentó en Estados Unidos en 1900 y se llamó “pacifier” (pacificador) y es evidente que esta es su función: calmar al bebé. Aunque el chupete se patentó en esa época, se conocen chupetes rudimentarios datados 1.000 a.C.  A pesar de que el uso del chupete no es algo nuevo en nuestra sociedad es, sin duda, algo casi generalizado y parece que son absolutamente necesarios en la vida de un bebé.

El bebé no usa el pecho de chupete, usa el chupete de madre.

Dicho esto, el uso o no del chupete es un tema de crianza. Cada familia decide qué quiere hacer con la información de los pros y los contras de los usos del chupete.

Contras:

  • No se debería ofrecer el chupete al bebé antes de las 6-7 semanas de vida, ya que puede dificultar la buena evolución de la lactancia.
  • Succionar el chupete produce saciedad, lo que puede ser peligroso si el bebé pierde peso o no aumenta de peso adecuadamente.
  • En caso de dolor al amamantar es importante buscar y solucionar las causas con un buen seguimiento y no usar el chupete para saltarse tomas, pues puede ser peligroso para el bebé.
  • Puede producir modificaciones de la succión al igual que las tetinas.
  • Puede producir dependencia.
  • Puede causar problemas odontológicos.
  • La AEP (Asociación Española de Pediatría) y otros organismos recomiendan que sea eliminado antes de los dos años.

Pros:

  • A los bebés prematuros u hospitalizados separados de sus madres les puede ayudar a sentirse mejor.
  • En bebés prematuros parece ayudar a mejorar la succión nutritiva.
  • Puede ser el mejor aliado en los trayectos en coche.
  • El uso del chupete es especialmente recomendable para los bebés alimentados con leche artificial como factor protector del SMLS. (Un bebé que toma el pecho a demanda no necesita succionar nada más para prevenirlo).

Como alternativa al chupete, también se puede usar el dedo (limpio y con la uña recortada) del adulto cuidador. Se coloca el dedo ligeramente apoyado en el paladar del bebé y éste iniciará la succión inmediatamente.

También le hemos preguntado a la dentista experta en lactancia Irene Iglesias* sobre el uso del chupete:

El chupete, como elemento extraño al cuerpo que es, se puede utilizar pero sabiendo que conlleva riesgos y beneficios. Parece que hay consenso (aunque alguna voz discrepante he escuchado) de que puede comenzar a utilizarse una vez instaurada la lactancia materna para no confundir al bebé. 

El uso sin riesgos del chupete implica que es el adulto el que lo controla, y no el bebé. Se puede proporcionar ante una situación que genere estrés en el bebé, como montar en coche. Pero es el adulto quien lo da y es el adulto quien lo debe quitar, pasada la situación de ansiedad.

No se debe prender en la ropa con la típica pinza y cadenita porque el dejarlo a disposición del niño para utilizarlo ya que es uno de los factores de riesgo para luego dificultar la retirada del chupete.

Son preferibles los chupetes de silicona porque son más higiénicos, y en cuando a las formas de la tetina, debe descartarse los que tengan forma de cereza.

El cuello de unión entre la tetina y la base del chupete debe ser lo más fina posible para no fomentar la aparición de mordida abierta.
El uso del chupete por un tiempo inferior a 6 horas diarias no parece producir efectos negativos en la oclusión dental del niño.
Su utilización más allá de los 3 años de edad, sí se relaciona con alteraciones en el crecimiento del macizo craneofacial afectando a los huesos y a los músculos de la cara, sobre todo produciendo mordida abierta anterior (al cerrar la boca se queda un espacio entre los dientes de arriba y los de abajo) y mordidas cruzadas posteriores. Tan importante como el tiempo de uso es la intensidad del mismo.  No produce el mismo efecto el niño que lo usa succionando suavemente que aquél que lo lleva y no lo suelta bajo ningún concepto.

Llegados hacia los 2 años, si el niño sigue utilizando el chupete es necesario consultar con el dentista y valorar el patrón de crecimiento facial que tiene el niño. En muchos casos se puede alargar el tiempo hasta los 3 años, y en otros ya hay malformaciones que van a ir a más. Los niños que continúan utilizando el chupete más allá de los 3 años tienen más probabilidades de tener hábitos nocivos como el mordisqueo de lápices, uñas, padrastros, bruxismo, etc. Incluso uno estudio reciente ha encontrado más fumadores entre aquellos adultos que utilizaron el chupete más tiempo cuando eran niños. La mejor prevención de las malformaciones orofaciales, maloclusiones incluidas, es una lactancia lo más duradera posible, y una alimentación consistente, dura y fibrosa para estimular el crecimiento óseo, la calcificación óptima de los huesos y el crecimiento armónico de los músculos, huesos y articulaciones, favoreciendo por tanto una colocación correcta de los dientes”

 

Esperamos que estas líneas os sirvan para tener más información y tomar la decisión que sea más idónea en vuestro caso. Sea cual sea vuestra opción en relación a ofrecerle el chupete al bebé o no, debemos insistir en que se trata de una cuestión personal y que cada familia es libre de criar a sus hijos como mejor crea y pueda. Si os queda cualquier duda al respecto, podéis comentarla en este post o en nuestras redes sociales.

 

*https://evidientemente.wordpress.com/2014/07/09/me-presento-dentista-madre/

*http://www.e-boca.es/3/nuestro-equipo.html

Share

13 comentarios sobre “Chupete y lactancia, todo lo que deberías saber:

  1. en lactancias donde hay dolor (como fue mi caso), yo creo que el chupete es un gran aliado para los ratos de succión no nutritiva. en mi opinión creo que estaría bien añadir este punto como un pro ya que da un poco de respiro a la madre.

    1. Cuando una madre tiene dolor las tomas pueden ser un suplicio y alargar las tomas todo lo que el bebé quiera una tortura. En el caso que el bebé no mame bien o cause dolor lo más importante revisar las causas y buscar soluciones rápidamente.

      1. pero mientras tanto, el chupete puede ser un gran pro. porque hasta que el dolor pasa, si se quiere seguir con la lactancia, hay que aguantarlo. al menos con el chupete es menos rato..

  2. Hola, soy mamá primeriza de un bebé de 2 meses y tengo dudas de si darle el chupete o no. Mi bebé mamá y engorda genial, no tenemos ningún problema con la lactancia, pero sí que tiene dolores de barriga cuando acaba de mamar ya que se pone rojo, se retuerce y hace fuerza como para hacer caca. Por otro lado a veces le cuesta dormirse y cuando duerme mueve la boca como succionando, quiere decir que necesita el chupete? Le calmaría cuando tiene dolores de barriga también? Yo no quería ponérselo pero ante todo quiero su bienestar y no quiero que por mi culpa no descanse bien o que esté más estresado de lo normal. Como sé si un bebé necesita chupete o no?

    1. La decisión de si ofrecer chupete o no es muy personal y depende de cada familia y sus necesidades. No hay nada malo en no tener chupete, de hecho en la mayoría de la historia de la humanidad los chupetes no existían y los bebés se calmaban solamente con el pecho de su madre. Los bebés aprenden a succionar de dos maneras diferentes: una les permite comer y la otra les permite calmarse, sin tener que estar comiendo todo el rato. Tu bebé está haciendo este aprendizaje, y dentro de poco será capaz de realizar este segundo tipo de succión y mamar para calmarse. Lo estás haciendo genial y cualquier decisión que tomes será correcta. Un saludo!

  3. Yo era muy reacia al chupete y las tetinas, en el hospital le metieron el biberon con leche materna porque no podia engancharse al pecho. A los tres dias de estar en casa le dimos el chupete y ahi dejo de llorar. Llevamos 15 meses de lactancia materna que poco a poco va llegando a su fin. En nuestro caso ni el chupete ni las tetinas han interferido en la lactancia. La lactancia es constancia y paciencia y creo que desde el principio hay que enseñar al bebe a diferenciar entre pecho chupete y biberon desde mi experiencia he visto que pueden hacerlo.

  4. Yo no soy muy fan del chupete
    Pero mi hija de 3 meses tiende a ponerse el pulgar, y yo para evitar el dedo le pongo el chupete.
    Que puedo hacer? Le dejo chuparse el dedo(fer la pipa)? Mejor el chupete? Le pongo el pecho?

    1. yo personalmente no te lo recomiendo, es tu bebe es tu familia. se chupa el dedo por que se lo descubrió siéntete orgullosa por eso, ponlo al pecho cada vez que sea necesario. el chupon es un capricho de nosotros los padres.

      el chupon trae, infecciones, malformaciones y sufrimiento cuando debe dejarlo

  5. A mí, que era contraria al chupo, me presionaron mucho para usarlo y finalmente, siendo mellizas a las que no puedes calmar siempre al pecho por tiempo y menos a la vez, lo acabé usando muy pronto (demasiado pues desconocía las recomendaciones). Luego además a una la metieron en incubadora unos días y allí también se lo ponían (eso sí que tiene delito…)
    Mientras, ambas tomaban biberones cada tres horas tras intentar mamar (o no, viendo que de poco valía me saltaba esos intentos sobre todo en las agotadoras tomas nocturnas).
    Cuando nos dijeron que era mejor retrasar el chupo para no interferir intentamos reducir su uso pero ya era un poco tarde. Las calma en muchas ocasiones… Ahora tienen tres meses y quiero que lo dejen antes de tener que comprar otros para a partir de los seis… ¿Consejos para irles desacostumbrando poco a poco? ¿O es mejor de golpe? ¿Espero a estar más cerca de los seis meses? Quizá les venga bien cuando empiecen con los dientes…
    Gracias.
    PD. No sé si les interfirió en la lactancia. Yo creo que algo sí. A la del nido sobre todo se le da regular mamar (aunque es la que más peso fue cogiendo luego entre otras cosaa por laa regurgiraciones de la hermana). Toman lactancia mixta porque no tengo tiempo ni fuerzas para la exclusiva pues no tengo ayuda alguna y apenas apoyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *