Prepara biberones de manera adecuada

Prepara biberones de manera adecuada

En esta página hablamos de lactancia materna, y os ofrecemos la mayor información para que consigáis la lactancia que queráis hacer, sea como sea.

No podemos obviar que muchas de las que nos seguís ofrecéis lactancia mixta a vuestros bebés (lactancia materna más leche artificial) así que hemos creído oportuno hablar hoy de cómo se deben preparar los biberones de leche artificial.

 

No sabemos si habéis estado al tanto de las últimas noticias respecto a los bebés que sufrido salmonelosis, al estar la leche artificial que tomaban contaminada con dicha bacteria. Y es que la leche artificial no es estéril y la contaminación de partidas de leche artificial es algo cíclico. De la misma manera que aprendemos recomendaciones de higiene alimentaria como no volver a congelar los alimentos y mantener la cadena de frío, conocer las recomendaciones para preparar los biberones es clave.

 

  1. Lavarse las manos a fondo, durante un minuto como mínimo.
  2. El biberón y la tetina tienen que estar limpios y guardados sobre superficies adecuadas o papel, evitando usar trapos de cocina.
  3. Preparar el agua para el biberón, puede ser del grifo, calentándola hasta que llegue a hervir.
  4. Leer atentamente las instrucciones que figuran en el envase de la leche artificial y usar las cantidades exactas de polvo y agua indicadas. Disminuir o aumentar el agua o la leche en polvo constituye un riesgo para la salud del bebé.
  5. Llenar el biberón con el agua indicada, es importante que la temperatura de la misma no baje de los 70 ºC.
  6. Añadir al agua la cantidad de polvo indicada en el envase.
  7. Cerrar el biberón con cuidado para no quemarse y agitar para que el polvo se reconstituya y no queden grumos.
  8. Llenar un recipiente con agua fría e introducir el biberón en ella. De esta manera, la temperatura de la leche disminuirá.
  9. Comprobar que la temperatura de la mezcla es correcta depositando unas gotas de leche en la muñeca. La leche tiene que estar templada, no es necesario que esté caliente.
  10. Ofrecer la leche al bebé, cabe recordar que la leche artificial también se administra a demanda, tanto en cantidad como en el intervalo de tomas. La leche que el bebé no haya tomado puede ser guardada solo durante las dos siguientes horas. Si no la toma, será necesario desecharla.

 

Existe otra opción, en el caso que se quieran dejar tomas de leche artificial preparadas. Se trata de seguir todos los pasos hasta el punto 8. Una vez enfriada la leche se deja en la nevera a una temperatura inferior a 5 grados. Para calentar esta leche tan solo es necesario sumergirla en un poco de agua caliente e ir removiendo para que el contenido se caliente de manera homogénea.

 

También es muy importante no dejar restos de leche artificial en los biberones y lavarlos a fondo tras cada uso, se puede usar el lavaplatos, ya que es muy fácil que queden restos de leche que pueden ocasionar contaminación cruzada. No es necesario esterilizar los biberones si podemos garantizar un lavado a fondo de todos sus elementos.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *