Orgasmos y lactancia

Orgasmos y lactancia

La lactancia forma parte de la vida sexual y reproductiva de la mujer. Hoy contamos con la fantástica colaboración de la psicóloga y sexóloga, Elena Crespi, que nos descubre por qué algunas mujeres pueden experimentar un orgasmo mientras amamantan. Un tema tabú que sabemos que inquieta a algunas madres y que pueden encontrar en su explicación algunas respuestas. 

Sensaciones agradables en el pezón. Un leve cosquilleo. Ahí, ahí abajo. En la vagina. Alguna contracción leve. ¿Orgasmo? Sí, orgasmo. Y todo este remolino de sensaciones mientras un bebé está enganchado al pecho, lactando.

¿Te escandaliza? Pues que no lo haga. Es normal.

A menudo, cuando oímos hablar de la lactancia, normalizamos el dolor. “Es normal que te duela el primer mes”. En absoluto. La lactancia no debe doler. Necesitamos mejorar el asesoramiento que muchas madres recibimos al estar embarazadas o al parir por parte del personal sanitario que nos atiende. Es cierto. Pero no hablaremos de eso ahora. Hablaremos de lo que nadie comenta: del placer que se puede sentir dando el pecho. Y no solamente un placer emocional… estamos hablando de placer físico.

Sí. Hay mujeres que tienen orgasmos y sensaciones placenteras mientras están dando de mamar a sus hijos. Y puede sonar extraño. Y suena extraño porque casi nadie habla de ello. Pero en una lactancia cómo debería ser, sin dolor, las sensaciones que el cuerpo tiene que despertar son placenteras. Y eso no tiene nada que ver con el sexo ni con ninguna depravación que a alguien le pueda pasar por la cabeza. Pero, fijémonos:

Alguien que succiona un pezón, un momento de relax con el bebé, centrándose en la sensación emocional de bienestar que produce estar en esa situación en ese preciso instante, y el pezón no es insensible (más bien al contrario) y el cuerpo está conectado con la cabeza…  Cuando se juntan estas y otras situaciones, el cuerpo despierta, produce sensaciones… recibe muchos estímulos que son agradables y responde en muchas partes del cuerpo y sí, a nivel genital también responde. Y es lo más natural del mundo.

Muchas mujeres quizás se sentirán desubicadas cuando el cuerpo empieza a generar tales sensaciones. Pocas veces se habla de algo así, por lo que relacionan una sensación sexual en un momento muy maternal y eso no les cuadra. Pero yo les recomendaría que no vinculen el placer que están teniendo con el sexo que pueden tener a solas o con su pareja… Sencillamente que comprendan que su cuerpo está respondiendo con sensaciones de placer a un momento de conexión con sus bebés, con sus cuerpos y con ellas mismas. No todas las sensaciones de placer que etiquetamos como sexuales tienen que tener las connotaciones que les damos. A veces, sería más sencillo reconocer que el cuerpo puede producir placer en muchos momentos y el de la lactancia es uno de ellos.

Lo digo y lo repetiré tantas veces como sea necesario. Es placer. Sensaciones placenteras. Nada más. No debería haber prejuicios ni miedos. El cuerpo responde cuando se dan ciertas situaciones.

Como conclusión: que nadie se asuste si, mientras tiene a su bebé enganchado a la teta, se le dispara un orgasmo o tiene sensaciones placenteras en los genitales. Es natural. Debería ser normal. La lactancia puede ser placer. La lactancia no tiene que ser dolor.

 

Elena Crespi Asensio

Psicología. Sexología. Terapia de pareja. Psicología Perinatal
www.eLenaCrespi.com

Contacto y redes sociales:
mail: info@elenacrespi.com
Tlf: 620 18 30 80
Canal de YouTube
Página de Facebook
Twitter: @Tarongesenceres
Instagram: @elenacrespi81
Pinterest

 

 

Share

Un comentario sobre “Orgasmos y lactancia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *