Los 10 consejos de lactancia más peligrosos

Los 10 consejos de lactancia más peligrosos

De buenos propósitos y consejos está el infierno lleno. Y de consejos de lactancia está “atiborrado” y de consejos peligrosos de lactancia podríamos llenar páginas. Que yo sepa, no existe una estadística del top ten de los consejos más terribles que se le puede dar a una madre que da el pecho, pero por nuestra experiencia sabemos algunos de los más repetidos que acaban preocupando a las madres y que pueden comprometer la lactancia innecesariamente:

 

1) Cada 3 horas, 10 minutos de cada pecho

De la alimentación con leche artificial y biberón importamos la creencia que la leche materna tenía que ser con horarios y en los años setenta, con el auge de la lactancia artificial, la lactancia dejó de ser a demanda para ser con horarios estrictos.

Amamantar con horarios, a pesar de que hay bebés que se alimentan así y consiguen ganar peso, es la manera más sencilla de cargarse la lactancia en unos meses. La lactancia funciona a demanda y el bebé es el único que sabe qué cantidad de leche necesita y cuando la necesita.

Además, ahora ya se sabe que incluso la alimentación con leche de fórmula también hay que ofrecerla a demanda, respetando las señales de hambre y saciedad del bebé.

 

2) El dolor es normal, se tiene que hacer callo

El dolor es una de las principales causas por las que las madres abandonan la lactancia. El pensar que es normal que amamantar duela hace que a las madres no pidan ayuda o que esperen demasiado en buscar ayuda especializada. Amamantar no duele, el dolor no forma parte de la lactancia. Si hay dolor, es necesario pedir ayuda cuanto antes.

 

3) Si llora antes de las tres horas o llora mucho es que tu leche no le alimenta

Los bebés lloran. Llorar es la única manera que tienen de comunicarse con el adulto y la única manera de conseguir que su cuidador no se aleje demasiado. Los bebés lloran por muchas cosas y no siempre es por hambre. Pero lo que sí sabemos seguro es que los bebés maman sin horarios y que el pecho sirve no solo para comer si no también para calmar al bebé, relajarlo, dormirlo… La teta es mucho más que comida.

 

Por otro lado, si pensamos que el bebé no come suficiente, el llanto no es un buen sistema para averiguarlo. Es mejor analizar otros elementos como el peso del bebé, las cacas que hace, su estado, etc.

 

4) Si duerme mucho, déjalo descansar

Un mito muy extendido cuenta que no es necesario despertar al bebé para que mame, que si tiene hambre ya se despertará. Este mito causa que haya bebés que tengan una pérdida excesiva de peso los primeros días de vida. Son catalogados como “niños buenos” que duermen muchas horas y no lloran nada, y casi no comen. Muchos bebés pierden un peso excesivo en estos primeros días y necesitan un suplemento de leche artificial para poder recuperar el peso rápidamente, lo que en muchas ocasiones se puede traducir en el inicio de una lactancia mixta y el principio del fin de la lactancia materna.

Una vez haya recuperado el peso del nacimiento y su aumento de peso sea correcto ya no nos tendremos que preocupar porque duerma demasiado y sí podemos dejarlo dormir las horas que sean.

 

5) No pasa nada si usas el chupete para calmarlo

Los chupetes parecen formar parte de los bebés, cuando no son más que una simple y básica imitación de una madre. El chupete no es una necesidad del bebé, es una necesidad de los padres. Esa necesidad usada con moderación no suele entorpecer la lactancia, siempre que se ofrezca al bebé después de las 6 o 7 semanas de vida y no antes, que se use con moderación y no se sustituyan tomas.  

La frase que el bebé usa el pecho como chupete es totalmente inadecuada, los bebés tienen diferentes tipos de succión: la nutritiva y la afectiva. Y es en la afectiva donde pueden encontrar consuelo y todo lo que necesitan.

 

6) Si estás enferma o tomas medicamentos, tienes que dejar la lactancia

Si estás amamantando, ¡¡ni se te ocurra ponerte enferma!! No te van a querer dar ni un triste analgésico. Las madres lactantes se ponen enfermas, y las madres pueden someterse a la mayoría de pruebas diagnósticas igual que otras personas. Y, por supuesto, la mayoría de enfermedades comunes no suponen un problema para seguir con la lactancia. Si son necesarios medicamentos, puedes revisar en la web de APILAM la compatibilidad de los medicamentos con la lactancia: www.e-lactancia.org.

 

7) No pasa nada si no se engorda los primeros meses, porque está creciendo

Los bebés tienen que empezar recuperar el peso del nacimiento a partir del quinto día de vida, y recuperar el peso del nacimiento sobre los 15 días de vida. Deben ganar peso sí o sí. La lactancia materna es el mejor alimento para los bebés, sin ninguna duda, pero los bebés tienen que crecer. Por lo que si no ganan peso es necesario actuar para conseguir que aumente de peso de manera óptima.

 

8) Si no puedes sacar leche con el sacaleches seguro que no tienes suficiente

La cantidad que sacas con el sacaleches no es nunca indicativo de la cantidad de leche que produces. El sacaleches, por muy bueno que sea, nunca tendrá la capacidad de succión que tiene un bebé. En este caso, las máquinas perfectas para sacar leche del pecho de la madre son los bebés, los sacaleches son solamente una buena imitación. 

 

9) Toma infusiones y alimentos para producir más y mejor leche

No, no hay alimentos ni bebidas que aumentan la producción de leche. La única manera de conseguir aumentar la producción de leche es estimular el pecho y sacar la máxima cantidad de leche del pecho y esto se consigue ofreciendo más el pecho a tu bebé. Porque el pecho funciona al contrario que tu banco: cuánta más leche sacas, más leche tienes.

 

10) No te preocupes por la lactancia, fluirá de forma natural e instintiva

En muchos casos, la lactancia fluye y todo va genial, ¡ideal! Pero la lactancia no es instintiva, hay que aprender a dar el pecho y es necesario entender y saber qué está pasando en cada momento. Para poder preparar la lactancia durante el embarazo, es muy recomendable acudir a tu grupo de apoyo a la lactancia más cercano y ver a otras madres dando el pecho y saber qué esperar durante los primeros meses del bebé.

 

 

Share

4 comentarios sobre “Los 10 consejos de lactancia más peligrosos

  1. Hola! Mi bebé era muy poco demandante y muy dormilón, lo cual creaba un problema… No hay q darle cada 3 horas pero etonces… Cada cuando lo despierto si tampoco hay q dejarlo dormir? Estos dos puntos iría bien matizarlos un poco más, para casos como el mio. Finalmente yo lo despertaba cada 3’5/4 horas hasta que empezó a recuperar peso ya q le costó mucho, incluso tuvimos q dar suplemento después d algunas tomas. Sin embargo, como el prefería el pecho al bibe, hoy llevamos ocho meses de feliz LM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *