“Me dijeron: tu hijo es adicto al plástico” – Lactancia con pezoneras

“Me dijeron: tu hijo es adicto al plástico” – Lactancia con pezoneras

La lactancia con mi hijo duró 24 semanas. Cada uno de los días, cada una de las tomas las viví con ganas, ilusión y sabiendo que estaba dándole a mi hijo lo mejor que podía darle, pero siempre con un “run-run” en la cabeza: “sí…le das el pecho, pero no se lo das bien”. Esas 24 semanas fueron una lactancia con pezonera. Esas semanas me acompañó siempre un sentimiento de “vale sí pero no lo he sabido hacer” esa presión de madre (primeriza en mi caso) de “querer hacerlo bien”.

B nació el 23 de junio (verbenero!) por cesárea (otra cosa que sentía que no había sabido hacer, parir).

Cuando tuve la subida de la leche, a los casi 5 días del nacimiento, las enfermeras del hospital me recomendaron la pezonera porque el niño no podía coger el pecho de lo congestionados que estaban, y ahí empezó todo, él empezó a comer y a coger peso, y yo empecé mi relación con la lactancia.

Después de sentirme un poco mejor físicamente después de la cesárea, fui a un grupo de lactancia en el Centro de Atención Primaria de mi zona. Allí al ver que le daba pecho con pezonera, la asesora paró la dinámica del grupo para preguntar “ui, le das el pecho con pezonera, ¿Por qué?”, aunque señaló que era bueno que el niño cogiera peso, decía que eso podía interferir en nuestro vínculo madre-hijo. Soy psicóloga y eso encendió todas mis alarmas, sé de vínculo, sé de apego pero no se de lactancia, y pensar que la pezonera podía interferir en nuestro vínculo me aterraba.

La asesora, me recomendó seguir en algún grupo de lactancia que hicieran sesiones en agosto, el suyo acababa esa misma sesión (la primera que yo pude ir) y no empezaban de nuevo hasta octubre. Me recomendó que fuera a verla algun día y que ella me ayudaría a quitarla. Fui dos veces pero luego tenía vacaciones y ya no la vi más hasta septiembre. Con ella, en alguna ocasión se cogió al pecho sin pezonera, apretándome el pecho “como si fuera un bocadillo” pero al poco rato, B, se quitaba y no se volvía a enganchar hasta que poníamos la pezonera. El mensaje fue claro “ui, éste niño es adicto al plástico”, ¡toma diagnóstico!

En el grupo de agosto la misión también era quitar la pezonera. En ese grupo éramos 7 madres, de las cuales 6 íbamos con pezonera. Eso me hizo sentir menos rara pero daba por perdido que nosotros pudiéramos quitarla ya que mi hijo era un “adicto al plástico”. Dejé de ir, no encontré lo que buscaba… quitar eso que estaba interfiriendo en nuestro vínculo, ahí ya llevábamos dos meses con la “guerra” de la pezonera.

Ya era usuaria de LactApp, y un día, en Instagram, hicisteis un directo con una pediatra, hablabais de las barreras que nos encontramos las madres en la lactancia, e hice un comentario “mi barrera es la pezonera, llevamos 4 meses con ellas y no hay manera de quitarlas”. Y respondisteis algo que cambió por completo mi vivencia… dijisteis: “las pezoneras… bueno, sí, pero las pezoneras pueden salvar lactancias”.

¡Guau! Ahí estaba yo, pensando que era gravísimo estar tanto tiempo con pezonera y dijisteis eso. Esa frase cambió mi vivencia por completo, ahora puedo recordar esa etapa sin sentir que no lo supe hacer, me emociono al recordarlo, porque fue duro sentir en ese momento que no lo estaba haciendo bien, que yo no sabía hacerlo y que encima tenia a un bebé adicto al plástico. Pero puedo decir en voz muy alta que gracias a la pezonera le pude dar a mi hijo, durante 24 semanas, los regalos más importantes que pude darle, la vida y ¡mi leche!

Así que, solo quiero daros las gracias, ¡gracias! ¡De verdad!

Helena. 30 años. Madre de B. Psicóloga.

 

Share

9 comentarios sobre ““Me dijeron: tu hijo es adicto al plástico” – Lactancia con pezoneras

  1. Yo llevo 8meses de lactancia mixta(no coge bien peso aunk come mucho pecho, biberón, y ahora frutas y purés! Es de tipo fino… y uso pezoneras tb se k no es lo normal, pero aun seguimos… Y para ser mi segundo bebé creo k con lactancia lo he hecho algo mejor k con el primero k a los 3 meses m dijo k no keria más…

  2. Sensación de alivio al leerte,yo tb soy usuaria de pezoneras y para mí ha sido una salvación para continuar con la lactancia,en mi caso mixta…..las miradas reprobatorias a la pezoneras pueden hacerte sentir la peor madre del mundo!

  3. Muy identificada también! Yo tuve que usarlas igual, si no no hubiese podido darle mi lechita..y cuando fui al grupo de lactancia con mi bebé de 15 días la asesora me hizo sentir fatal. Lo peor fue que me aseguró que mi hijo no estaba comiendo nada.. porque la pezonera lo impedía. A pesar de yo ver a mi hijo sano me metió ese miedo y me pasé llorando todo un finde porque no le alimentaba y a punto de pasarme a la LA con bibe. El lunes en revisión pediatra había subido bastante bien de peso y todo ok. Y me dije.. seguiré mi instinto y el de mi niño. Hoy con casi 7 meses seguimos con la teta pero sin pezonera.. y es que de una manera super sencilla las quitamos y él genial.

  4. Yo estuve 4 meses con pezoneras, y también me encontré con comentarios de ese tipo. Pero cada vez que las intentaba quitar no había manera. Ahora al leer esa frase de que las pezoneras salvan lactancias, no puedo estar más de acuerdo. Un día mi hija de repente ya no las quiso, y su lactancia duró hasta los dos años. Si no llega a ser por ellas me hubiera acabado rindiendo.

  5. 10 meses llevo yo con pezoneras, con un bebé prematuro y un pezon plano fue para nosotros la salvación! Gracias a ellas mi niño está fuerte y sano. Seguramente tras 3 semanas de biberón en neonatos hubiéramos perdido la LM si no fuera por las pezoneras. Todas las mamás hacemos lo posible por alimentar lo mejor posible a nuestro bebé y Nadie debería juzgarnos por ninguna decisión que tomáramos.

  6. Noooo yo la deje precisamente por eso,… y ahora me caen las lagrimas de leerte. Ojala lo hubiera intentado mas,… pero si viene otro, lo hare mejor!

  7. Ójala hubiese leído ésto antes. Después de darle durante 21 días leche a mi bebé que me sacaba y daba con una Jeringa y compaginando con leche de fórmula…. Llegué a una matrona desesperada y Le pregunté por la pezonera, que tanto tenia que evitar…
    Y me dijo vamos a probar!!! Se engancho en el momento… Hasta ahora que Le falta poco más de un mes para cumplir los 3 años… Estuve apunto de dejarlo, desesperada… Así que a mi también me salvaron la lactancia.

    1. ¡Hola! Gracias por escribirnos, las consultas de lactancia las puedes hacer a través de la app, puedes buscar en la sección correspondiente, y si no lo encuentras pulsa el botón escríbenos y una experta en lactancia te responderá en breve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *