¿Qué es la Plataforma Lactancia Informada?

¿Qué es la Plataforma Lactancia Informada?

Muchas veces recibimos peticiones de las usuarias sobre los derechos laborales de las madres lactantes o qué hacer cuando parece que ha habido una mala praxis por parte de un profesional o centro sanitario. Por esa razón, hemos aprovechado que conocemos de primera mano a la Plataforma Lactancia Informada para que nos expliquen su labor y experiencia en este ámbito. Desde aquí les agradecemos su necesario trabajo de protección de la maternidad.

Desde Plataforma Lactancia Informada continuamos exigiendo profesionales sanitarios formados y actualizados en lactancia materna, para reivindicar el derecho de las familias a estar correctamente informadas y que puedan disponer de apoyo suficiente para decidir con total libertad la forma de alimentar a sus hijas e hijos.

Somos conscientes de que nuestro proyecto es ambicioso ya que aspiramos a combatir a varios “gigantes”. Sabemos el poder que hay detrás del lobby de la industria de la alimentación infantil, de la industria farmacéutica y del impacto de las campañas de marketing en nuestra sociedad en contra de la lactancia materna. Esto hace que tengamos que ser muy precavidas en nuestras acciones y al desarrollarlas estar completamente protegidas legalmente para no sufrir posibles consecuencias.

De hecho, uno de los motivos que nos ha llevado a estar paralizadas unos cuantos meses tiene que ver con las amenazas que recibimos en un caso que una mamá nos hizo llegar, donde se incumplía una vez más el Real Decreto 867/2008.

A raíz de enfrentarnos ante la realidad que nos supuso ese episodio -que no es otra que la posibilidad de estar implicadas en conflictos jurídicos, sólo por el hecho de avisar a alguien de que está cometiendo una ilegalidad-, surgieron diferentes posturas entre las personas que coordinábamos la iniciativa a la hora de decidir por dónde debía continuar la PLI.

Es frecuente que en el proceso de todo grupo asociativo llegue el momento en el que se ha de decidir si continuar a pesar de las dificultades o, por el contrario, abandonar. En nuestro caso hemos necesitado un tiempo de reflexión para, finalmente, salir de ese bloqueo y darnos cuenta de que es necesario que exista una entidad en nuestro país que se encargue de controlar que se cumpla la normativa que protege la lactancia o, al menos, hacer presión para que los organismos públicos garanticen el cumplimiento de la Ley.

Actualmente, al frente de la PLI estamos tres mamás muy concienciadas con la necesidad de normalizar la lactancia materna, que retomamos con énfasis la actividad y continuamos con nuestra labor reivindicativa: Ana Docampo, Marta Sánchez y Rosa Villaluenga.

Hemos experimentado varios cambios desde sus inicios, en febrero de 2015. De un grupo de cientos de personas que, desde hacía años, denunciaban las malas praxis profesionales y la difusión de información falsa sobre lactancia materna en nombre de la profesión médica, a lo que es hoy, ha habido un importante proceso. Siempre tenemos muy presente que la PLI ha llegado hasta aquí gracias a todas las personas que han pasado por ella y que han colaborado aportando su tiempo. Es algo que valoramos mucho.


En esta nueva etapa, nuestros principales objetivos siguen siendo:

  • El cumplimiento del Real Decreto 867/2008, por el que se aprueba la reglamentación técnico-sanitaria específica de los preparados para lactantes y del Código Internacional de Sucedáneos de Leche Materna, al que España se acogió.
  • La formación obligatoria continua y actualizada para profesionales de la salud, así como la formación curricular de las carreras sanitarias.
  • El asesoramiento a las familias a la hora de realizar reclamaciones en diferentes situaciones donde la lactancia pueda verse afectada.
  • Mejorar las medidas de conciliación familiar y laboral, respetando las necesidades biológicas de los bebés y permitiendo que las madres puedan lactar hasta los dos años, como mínimo, tal y como recomienda la OMS.
  • Cualquier otro objetivo que detectemos a través de las consultas que recibamos en las que, por el motivo que sea, la lactancia se ponga en peligro.

Hemos ayudado a muchas mamás durante estos años, desde consultas de lactancia que requieren una asesora y que derivamos a los grupos específicos para ello, hasta mamás que nos envían imágenes donde se oferta la leche de fórmula tipo 1 para lactantes. Pero, sobre todo, muchas quejas de mamás a las que un profesional sanitario desinformado ha recomendado dejar la lactancia por tener que tomar un medicamento que resulta ser compatible, o mamás que ven muestras de leche maternizada tipo 1 en las consultas de pediatría, entre otras, a las que les hemos proporcionado un modelo de reclamación autorrellenable. Les animamos a denunciarlo ante los organismos públicos, explicándoles cómo se hace para que surta efecto ya que, muchas personas creen que con rellenar la hoja de reclamación que les dan en el mismo centro es suficiente y esto no es así.

Como ejemplo os queremos contar dos:

El primero es el caso de Eva, una mamá que nos envió un mensaje donde nos relataba la cruda historia de su parto y los inicios de su lactancia. Para esta mamá su lactancia podría haber tenido un recorrido menos sufrido si los profesionales que la atendieron hubieran estado formados y actualizados en lactancia materna. Fue operada de un abceso por mala praxis, y ella, gran luchadora, consiguió continuar con su lactancia sin ayuda de los profesionales sanitarios hasta que su bebé se destetó. Lo triste es que estas situaciones están a la orden del día, por eso es inaceptable que continuemos así, poniendo en peligro no solo lactancias sino la salud de las mamás.

El segundo caso es muy significativo. Nos contactó una mamá muy indignada porque vio botes de Nutribén 1 en la consulta del pediatra de sus hijos. Era Navidad y en consulta no estaba la pediatra que les atendía de costumbre sino una sustituta. Nada más entrar en la consulta le llamó la atención que tuviera sobre la mesa botes de Nutribén 1, algo que no había visto hasta ese día, puesto que el centro sanitario es prolactancia, y por este mismo motivo se sintió indignada y al instante pidió en el mismo una hoja de reclamación donde escribió la siguiente queja:

“Me parece vergonzoso que un centro de salud que apoya y fomenta la lactancia materna, reciba a las mamás con sus bebés con los botes de “Nutribén 1” en la mesa del pediatra.”

La respuesta por escrito del centro fue:

“Estimada —–

Le enviamos esta carta en relación a la reclamación entregada con fecha 19 de diciembre.

Desgraciadamente no todos los bebés pueden acceder a la lactancia materna por diferentes motivos, totalmente de acuerdo con usted en la promoción de la lactancia materna, pero también entenderá que en algunos casos no es posible, de ahí la presencia de un bote de leche artificial pero sin ninguna intencionalidad.

Deseando que el motivo por el que ha acudido a la consulta se haya resuelto satisfactoriamente.

Se despide atentamente…”

Al leer esta respuesta su enfado fue en aumento. Ella tenía más información que un profesional sanitario sobre la ley que debe cumplir un centro sanitario y esta práctica no solo la estaba infringiendo, sino que demostraban su ignorancia por escrito.

Pasados cuatro días acude de nuevo a consulta. Se repite la misma situación y misma indignación, los botes continuaban ahí. Vuelve a poner otra reclamación y recibe la misma respuesta:

“Estimada —-

Envío carta respondiendo a la reclamación presentada con fecha 23 diciembre de 2016.

Como contestamos en la anterior carta por el mismo motivo, hay personas que desgraciadamente no pueden ofrecer una lactancia materna.

Un saludo”

Más tarde recibe una llamada de departamento de administración, en la que le transmiten de parte del director que si quería podía elevar la queja a Delegación Territorial, -cosa que ya había hecho tras contactar con nosotras, que le dimos indicaciones de cómo proceder- y que el propio director no iba a responder personalmente a esta queja puesto que él mismo la había trasladado a Delegación.

Pasados dos días recibe otra llamada del centro sanitario, siendo esta vez una voz de mujer muy apurada disculpándose incesantemente por esta situación, repitiendo una y otra vez que no volvería a pasar y que no se explicaba cómo podía haber sucedido la suma de impropias por parte del centro.

Recibimos constantes mensajes de este tipo en la Plataforma, y cierto es que este fue el primero y el único donde nos han hecho llegar documentos gráficos del recorrido de este despropósito, donde consta la falta de ética y conocimiento de la Ley.

Así mismo ocurre con el tema del riesgo laboral durante la lactancia, donde en la mayoría de casos no se reconoce. Hemos recibido muchos mensajes de mamás a las que la única opción que les queda es la de denunciarlo en un juzgado. Y las que han llegado a hacerlo no han conseguido nada.

Recientemente, por fin una mamá enfermera ha logrado que un tribunal europeo le reconociera ese derecho. Este caso podría crear jurisprudencia y ser referente para que los jueces, las mutuas y la propia Seguridad Social comiencen a respetar el artículo 26 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, considerando la situación de la mamá trabajadora en periodo de lactancia como especial, en comparación con el resto de trabajadores, tal y como establece la Ley.

Todo esto nos demuestra que este proyecto no puede desaparecer. No podemos quedarnos paradas por miedo a que tuviéramos que defender ciertos casos hasta el final, llegando incluso a los tribunales.

Nos parece muy grave que haya tantos profesionales y tantas empresas que incumplan el RD 867/2008 constantemente y que no haya ninguna consecuencia. Y es que no sólo son necesarias las leyes para proteger la lactancia, también es necesario vigilar que se cumplan.

Así que decidimos que para continuar con la labor de la PLI debíamos regularizarnos, siendo por fin en España el primer organismo que se crea para vigilar del cumplimiento de la Ley y del Código, siendo necesario el asesoramiento profesional en el ámbito jurídico.

Esta nueva situación la hemos presentado aprovechando la celebración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, sacando unos sorteos solidarios para recaudar fondos para todos los gastos que nos están surgiendo, aunque por el momento no han tenido mucho éxito.

Esperemos que pronto la sociedad se dé cuenta de la falta que hace una figura como esta y recibamos todos los apoyos tanto económicos como sociales necesarios para poder desarrollar nuestra labor.

PLATAFORMA LACTANCIA INFORMADA

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *