Cómo prevenir grietas durante la lactancia

Cómo prevenir grietas durante la lactancia

Parece que la mayoría de mujeres asume que durante los primeros días la lactancia es dolorosa o incluso creen que es necesario esperar a que los pezones “se curtan” o que “hagan callo” pero no es así. Las grietas no deberían formar parte de la lactancia, el dolor no debe formar parte de la lactancia.

 

Pero, ¿qué son las grietas?

Las grietas son heridas de mayor o menor calibre que se producen en el pezón: en la cara, los laterales o la base. Y afectan la lactancia al impedir que la toma se desarrolle de manera placentera para la madre.

Las grietas pueden ser muy variadas: superficiales, similares a rasguños, grietas profundas o incluso grietas que pueden presentar pérdida de tejido del pezón. Como veis, no todas las grietas son iguales y dependiendo de la lesión que haya aparecido en la piel debemos tratarlas de una manera o de otra.

 

Estoy embarazada, ¿Cómo puedo evitar tener grietas?

Las grietas no se pueden evitar. A pesar de que aún se recomiendan ungüentos y preparados diversos para los pezones durante el embarazo, estos preparados no sirven de nada porque los pezones no necesitan prepararse para la lactancia. Los pezones están diseñados para poder amamantar. Y si aparecen grietas durante la lactancia es porque algo está fallando.

Tampoco hay que utilizar en el ducha diaria un guante de crin sobre el pezón, ni es necesario ni adecuado frotarlos con alcohol y/o vaselina. Estas acciones no solamente no ayudan a evitar las grietas sino que pueden ser perjudiciales y conseguir que las madres no lleguen a amamantar, por relacionar la lactancia al dolor.

Si quieres intentar evitar las grietas acude a un grupo de apoyo a la lactancia durante el embarazo y observa cómo se da el pecho, cómo se debe colocar el bebé… observar y aprender es parte del éxito.

¿Cómo sé si es una grieta?

Si nunca has visto una grieta es complicado saber reconocer si lo que tienes es o no una grieta. Una vista rápida por google imágenes te va a permitir ver la gran variedad de heridas en el pezón. ¡Ojo a las sensibles!

 

¿Por qué se producen las grietas?

Las grietas se producen porque algo va mal, las grietas no aparecen porque sí. En general las causas por las que se producen son:

  • Mala postura del bebé al pecho
  • Agarres deficientes del pecho
  • Frenillo lingual corto (anquiloglosia)

Lo que seguro no causa las grietas es “el uso” del pezón por parte del bebé. Se recomienda dar el pecho con horarios o no permitir que el bebé exceda de cierto tiempo por toma para evitar tener grietas y eso es absurdo porque si el bebé mama correctamente, no pueden aparecer grietas.

 

Me han mirado el agarre, me dicen que está bien ¿Por qué tengo grietas?

Si tienes grietas algo no funciona. Quizá no es el agarre pero hay algo que no acaba de ir bien y es lo que causa la lesión. En ocasiones, es necesario ir a un profesional en lactancia que pueda revisar punto por punto todas las posibles causas.

 

¿Me puedo poner mi leche en la herida?

Se sigue recomendando aplicar un poco de leche en el pezón al terminar la toma. Pero esta recomendación es mejor no generalizarla.

Si tienes una grieta similar a un arañazo (una costra oscura) permitir que el pecho se seque al aire puede mejorar la evolución rápidamente, en este caso aplicar un poco de tu leche no va a ser perjudicial.

Si la herida está rosada (similar al color en el que imaginamos un dibujo de un cerdito) puede indicar que está infectada y la aplicación de la propia leche puede ser contraproducente, ya que la leche no es estéril, contiene más de 700 tipos de bacterias distintas y algunas pueden agravar las heridas.

Cuando la herida es profunda (falta tejido o la madre siente un dolor pulsátil y agudo) aplicar la leche o dejar restos de leche puede empeorar las heridas e impedir que cicatricen.

 

¿Y la lanolina?

Lanolina es una sustancia grasa amarillenta secretada por las glándulas sebáceas de los animales con lana a los que les sirve para no quedar completamente empapados cuando se mojan. Por tanto la lanolina es una sustancia que no se puede mezclar con el agua (en este caso con la leche) y emoliente (protege la piel).

Cuando tenemos heridas en el pezón lo que necesitamos es que cicatricen lo antes posible y aplicando lanolina sobre las grietas creamos una capa húmeda que impide la cicatrización. Así que lo mejor para las grietas es que estén aireadas y secas.

 

Me han dicho que la miel es muy útil para prevenir y curar las grietas

La miel tiene propiedades antisépticas y cicatrizantes, de hecho, hace años que se usa para curar las llagas por decúbito de los ancianos. Pero los menores de un año no pueden ingerir miel ya que puede contener esporas de toxina botulínica. Esta espora puede permanecer en las heridas aún y lavándose el pecho antes de amamantar.

 

Cremas, parches de hidrogel, pezoneras de cera de abeja, pezoneras de plata…

Hay mil opciones para intentar “curar” las grietas y siempre vas a encontrar gente que te diga “a mi me funcionó” y seguramente es así, o que se tenía que solucionar, pero hay que ver cada producto por separado:

  • Las cremas comerciales específicas para las grietas suelen contener un anestésico local que suele interferir en la succión del bebé y hacer que mame aún peor.
  • Las cremas antibacterianas tendrían que estar recetadas por un profesional sanitario y ser usadas sólo en el caso de que exista una grieta sobreinfectada o con destrucción de tejido.
  • Las pezoneras pueden disminuir el dolor en el agarre, pero tienen que ser de la talla adecuada y el bebé se debe agarrar bien a ellas. De no ser el caso, las grietas pueden empeorar.
  • Las pezoneras de plata o de cera no disponen de evidencia que demuestre su eficacia.
  • Las parches de hidrogel o similares son maravillosos pero no son asequibles para todos los bolsillos (un truco es cortar el parche en varios trozos o usar el descuento que tenemos en la app para los parches Nursicare)
  • Las conchas protectoras sí son recomendables ya que permiten que el pezón esté ventilado sin que el tejido de sujetador o de los protectores entre en contacto con las heridas.

 

¡Me duelen mucho, no le puedo dar el pecho!

Cuando amamantar causa dolor las ganas de dejarlo aparecen en la más valiente. Cada madre decide lo que cree mejor pero a veces no contempla la opción de la lactancia diferida de manera temporal.

La extracción con sacaleches suele ser menos dolorosa ya que la madre puede controlar la presión ejercida por el sacaleches. Si quieres te puedes sacar leche durante unos días hasta que las grietas estén curadas.

 

La grieta me la ha hecho el sacaleches

La talla de la copa del sacaleches es clave, y debe ser la adecuada para conseguir una extracción eficaz e indolora. Las grietas causadas por el sacaleche se suelen producir en la base del pezón, a causa de una copa demasiado grande o pequeña. Buscar la talla adecuada es vital para poder usar bien el sacaleches.

 

En resumen, las grietas solo se solucionan cuando se corrige el problema que las causa. Si quieres prevenir grietas, ves a un grupo de lactancia y aprende tanto como puedas de posturas y posiciones para amamantar, agarre, frenillo… que si aparece alguna dificultad o notas cualquier indicio de que la lactancia no va bien, puedas reaccionar lo antes posible.

Share

4 comentarios sobre “Cómo prevenir grietas durante la lactancia

      1. Tengo una grieta des de hace 2 meses aprox. Ha mejorado y empeorado y des de hace un mes cada vez esta peor y es bastante profunda y muy dolorosa. Dolorosa ha sido siempre pero solo de pensar que tiene que mamar ya estoy nerviosa.
        Mi bebe (que ahora tiene 10 meses) me clava los dientes (tiene 8) al mamar en el pecho izquierdo. La grieta esta allí y se ven las marcas de los dientes cuando termina de comer.
        Ahira ya me duele todo el pecho, ya no es solo local y hay alguna pequeña zona mas dura.

        He ido al grupo de apoyo de mi zona y me sugerieron provar otras posturas. Lo hice pero no mejoraba.
        He ido varias veces a la matrona y he probado discos aireadores, aceite de oliva, otras posturas, mugronera y no termina de mejorar.

        Des de ayer solo le doy 2 tomas de este pecho al dia y he empezado a poner antibiotico local para ver si cicatriza (fucidine) que me ha retetado el medico.

        Mi niño estuvo con lme hasta los 7 meses que empezo a comer a trozos. Come poco y demanda mucho el pecho.
        No he probado de diferir la lactancia por el poco tiempo que tengo. Tengo dos niños pequeños mas.

        Estoy muy cansada del dolor. Necesito que mejore rapido.
        Que puedo hacer?

  1. Tengo la teoría de que la única grieta que tuve me la hizo una enfermera insensible al pellizcarme el pecho a lo bruto para meterle el pezón en la boquita a mi hijo. No sé si es posible pero vi las estrellas. Cuánta sensibilidad falta entre los profesionales de la salud!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *