¿Cómo afrontar el destete?

¿Cómo afrontar el destete?

La lactancia es una aventura, sabemos dónde comienza pero nunca sabemos ni dónde ni cómo va a terminar. Además, cada lactancia es un mundo, tiene sus piedrecitas o sus montañas por el camino y la pueden hacer desviar hacia un lado u otro. No se puede generalizar, las madres lactantes lo sabemos bien pero disponer de estrategias para afrontar el destete, ya no tanto en su parte práctica sino en la parte más emocional, es totalmente necesario.

Porque, un día, ves en el horizonte la línea de meta y aparecen sentimientos encontrados. Llega el momento de mirar atrás y hacer el balance ¿Qué ha sido la lactancia en tu vida? ¿Qué ha significado para ti? ¿Cómo lo habéis llevado? ¿Quién forma parte de vuestra historia? Y miras adelante: ¿Cómo irá todo? ¿Sabremos terminarlo bien?

 

¿Cómo afrontar el destete?

La lactancia es cosa de dos, no nos cansamos de repetirlo: madre y bebé. Sois los verdaderos protagonistas y los que debéis decidir cómo queréis que termine vuestra aventura con la lactancia. No hay dos lactancias iguales, es importante recordarlo cuando nuestra vecina del quinto nos cuente lo fácil o difícil que fue el destete de su hija.

La vida sin lactancia es una nueva etapa que llega y que va a ser diferente, ni mejor ni peor, pero que significa un cambio importante en vuestras rutinas y costumbres.

Vais a tener que encontrar una nueva manera de relacionaros y comunicaros. Parece imposible pero cuando amamantamos solucionamos muchos de las dificultades que surgen en el día a día con la teta. Por lo tanto, ¿cómo afrontamos un cambio? ¿Cómo ayudamos a nuestro hijo a afrontarlo? Pues dependerá de su edad y madurez, evidentemente, aunque hay cosas que siempre ayudan:

  • Anticipación: si la lactancia es cosa de dos, no dejes que el final sea unilateral. Avísale, cuéntale que la lactancia se está terminando, recuérdale lo bonita que ha sido y los momentos tan preciosos que habéis compartido… y explícale cosas bonitas que pasarán, qué significado tendrá en su madurez y el paso de gigante que estáis a punto de dar, de la mano, juntos. Evita decirle que ya es mayor y que los niños mayores no toman el pecho. Es un comentario desafortunado que hace que muchos niños reaccionen mal, enfadándose y esten angustiados al querer evitar “crecer”.
  • Amor y atención: el destete no es el fin de tu amor, no reprimas tus ganas de abrazar, besar y demostrar tu amor. Es un cambio importante en su vida, tus demostraciones afectivas serán fundamentales para llevarlo bien. Deberás cambiar el pecho por mucho amor y atenciones para poder compensar la pérdida.
  • Comprensión: nuestra sociedad nos ha educado de manera que neguemos nuestros sentimientos y tiremos adelante y, lamentablemente, esto también se transmite a nuestros hijos. Terminar la lactancia es importante y es posible que ambos os sintáis tristes, desconcertados e incluso tengáis miedo al cambio. Enséñale a detectar los sentimientos, validarlos y compartirlo contigo. Los dos vais a experimentar una etapa de duelo, pasarlo juntos siempre es más fácil.
  • Alternativas: la lactancia está presente en muchos momentos del día y puede ser un apoyo importante para relajar, dormir, demostrar afecto, seguridad… hay que rellenar todos esos espacios con otras cosas. Cada uno encontrará lo que mejor le funciona: masajes, canciones, cuentos, juegos…

Terminar bien

Vuestra lactancia es vuestra. Insistimos en este punto porque la falta de experiencia en destetes respetuosos nos deja en una bifurcación con dos opciones: seguir infinitamente hasta que el bebé se destete solo o terminar abruptamente la lactancia.

Y si es vuestra pues puedes hacerlo del mejor modo para vosotros dos. Y el destete no es una pastilla que se toma, sino un proceso que se inicia cuando comenzamos a ofrecer la alimentación complementaria y que no tiene una duración exacta. El objetivo es terminar bien, con un buen sabor de boca para ambos.

 

Si el destete debe ser brusco necesariamente…

En el caso de que el destete deba producirse de forma inmediata por causas ajenas a vosotros dos (enfermedad de la madre o del bebé, separación, etc.), realmente tendréis poco margen para anticipar este cambio y prepararos. En este caso, os servirán todos los puntos anteriores de amor, comprensión, validación y alternativas, y cualquier ayuda relacionada con la aceptación de una pérdida.

Si crees que debes destetar a causa de una medicación y no es tu deseo, puedes consultar su compatibilidad y/o alternativas en www.e-lactancia.org

 

Muy bonito lo que cuentas… ¡Pero mi destete es un drama!

Algunas veces llegamos al final de la lactancia con ganas de que termine y podemos llegar a tener una mala vivencia entre lágrimas del bebé, que parece no aceptar la situación, y un entorno que quizá presiona para que lo hagamos más rápido y sin reticencias. Casi siempre hay vuelta atrás: te ayudará para reflexionar sobre vuestra situación y el objetivo del destete.  

Si realmente la opción es el destete intenta imaginar cómo se puede sentir tu hijo ante la pérdida de algo tan preciado como la lactancia. Ser amamantados es para ellos el regalo más grande y más hermoso, cuando somos las madres las que decidimos dejar la lactancia les estamos negando su bien más preciado y es lógico que se resistan y que no nos lo pongan nada fácil.

Cuando nos encontramos en estas situaciones vamos a tener que tirar de toda nuestra comprensión y amor para ser capaces de ayudarlos a aceptar esta nueva situación.

 

Mi peque ya no quiere seguir

Hay casos en los que es el bebé el que no quiere seguir tomando el pecho y es la madre la que debe aceptar la nueva situación. Puede ser que se trate de una huelga de lactancia y que la madre aún tenga alguna opción de luchar para recuperar la lactancia, o que realmente se haya destetado y que no haya vuelta atrás. Sea lo que sea, puede ser una situación muy dura de aceptar y que nuestro entorno puede que no comprenda y no sepa cómo ayudarnos. En este caso, ir al grupo de apoyo a la lactancia más cercano puede resultar de gran ayuda. Será con otras madres que vas a poder encontrar las muestras de afecto y empatía que cualquier madre necesita ante una situación de pérdida y duelo.

 

¿Cuánto tiempo voy a tardar en conseguir que se destete?

Cada bebé y cada mamá son un mundo. No hay dos destetes iguales y no se puede generalizar. Cada situación y cada edad van a requerir un tiempo determinado. Los destetes pausados pueden durar meses y cuando existe una necesidad imperiosa de destetar, el proceso se puede completar en un par de semanas.

También es importante tener en cuenta que si durante el destete el bebé se pone enfermo, o está en pleno bache de crecimiento podemos aplazar o interrumpir el destete hasta que lo haya superado. Por ejemplo, querer destetar a un bebé de dos años puede ser muy complicado y va a requerir mucho tiempo y paciencia, ya que a esa edad la teta es un salvavidas para ellos y la necesitan más que nunca.

Al empezar un destete, y si no tienes la necesidad de destetar en poco tiempo, déjate sorprender por tu hijo. Sus reacciones y su grado de madurez te van a mostrar un poco cuál va a ser el camino.

 

Share

10 comentarios sobre “¿Cómo afrontar el destete?

  1. Tengo un hijo que toma pecho con 4 años. Intuyo que poco a poco se destetará él solo, en la actualidad sólo toma al despertarse y antes de dormir. Cuando se produzca, ¿el pecho se adaptará solo?, ¿Tengo que tomar alguna medida especial?

  2. Cuando mi bebé cumplió el año me dijeron que no debo ofrecer y no debo rechazar, pero esto es necesario?? Es decir yo decidía cuando tomaba su teta, ahora el bebé decide? Es obligatorio al año? Yo no tengo prisa en que deje la leche materna. Así lo debo de hacer o sigo mi rutina como antes? Muchas gracais

    1. Hola,
      No. No lo es. Esta técnica se usa para destetar, si no quieres destetar a tu bebé no hay necesidad de hacer eso. Si a ti te va bien le puedes dar el pecho siempre que lo pida, no hay nada malo en ello.

  3. Hola. Mi hijo tiene 25 meses y quiero destetarlo. Estamos en proceso d q tome sólo para dormir.. días toma 3 veces y hay días q está prendido mil veces. Me frustro un poco! Estoy muy angustiada. Y me estan matando la cabeza con”ponete tal cosa…”… me podrían ayudar???

    1. Hola Florencia, realmente es un proceso que puede ser difícil y, sobre todo, si lo afrontamos en plena crisis de los dos años. Quizá te pueda ayudar ver este vídeo en el que hablamos de destetar a un bebé de estas edades: https://www.youtube.com/watch?v=k0zCdEK58Ek
      Prueba con las recomendaciones iniciales de no ofrecer, no negar; acortar tomas; dar alternativas; aumentar abrazos, besos y atenciones; método pareja… En la app de LactApp tienes un apartado dentro de Madre > Gestión del Destete para darte más ideas. Ánimos y mucha paciencia. Saludos!!

  4. Hola. Tengo una niña de 21 meses. La verdad es que quería que se destetase sola cuando ella decidiera. Pero últimamente no agarra bien el pecho ya que solo agarra el pezón y tira de él. Me hace heridas y a pesar de que le pido que coja bien la teta porque me hace ” pupa” no lo consigo.Estoy pensando en destetar la pero no sé muy bien como afrontarlo ya que solo se duerme con la teta. Además en unos meses empiezo a trabajar y también hago turnos de noche.

  5. Hola! Tengo una bebé de 15 meses y me encanta darle el pecho y a ella tomarlo. Ahora solo le doy por las noches para dormir. Debido a que me tengo que realizar estudios mamarios por antecedentes en mi familia, me han dicho que deje de amamantar para hacerme una resonancia magnética mamaria. La verdad es que me apena muchísimo. Me han dado dostinex. Qué hago? Es necesario que corte realmente? Claro que al pensar que esto podría prevenir algún problema de salud para mí me hace pensar en terminar la lactancia, pero aún así me duele hacerlo. Qué me aconsejan? Muchas gracias!!

  6. Hola! En mi caso, mi peque tiene 14 meses, mi intención era ir dejando la lactancia paulatinamente, aplico la pauta de no ofrecer, no negar, pero he notado que estos últimos meses me pide incluso mas qué antes, me da la sensación de que tiene mas necesidad de mamar ahora….no quiero hacerlo de forma brusca pero a menudo su insistencia me desespera 🙁
    En esta edad es difícil hacerles entender que mama no quiere darle teta… ¿Será mas dificil cuantos mas meses pasen?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *