"Tener la información con antelación te hace tener ganadas muchas papeletas para que tu lactancia tenga éxito"

Los grupos de apoyo juegan un papel fundamental para conseguir una lactancia materna exitosa. Los grupos están formados por asesoras de lactancia que atienden de forma voluntaria y altruista a otras madres que tengan dudas o problemas de lactancia, es el lugar ideal para ver a otros bebés mamar, aprender y preguntar todas las dudas… ¡y funciona! Porque la ayuda entre madres no tiene igual. Si resides en Madrid, cerca de Collado Villalba, seguro que conoces el grupo de apoyo LACMAD formado por asesoras súper buenas y formadas que te podrán ayudar desde el embarazo hasta que tú lo desees.

Hoy las entrevistamos para el blog de LactApp para que las conozcáis un poquito, nosotras sabemos de primera mano que son fantásticas. Gracias chicas por responder a esta entrevista, ¡un abrazo fuerte!

LactApp-lacmad-web

¿Quiénes formáis parte de LacMad?

LacMad es una asociación creada por Irina, Bárbara y Oiane, constituida legalmente hace un año y que lleva reuniéndose desde hace casi dos. Las tres somos madres lactantes y nuestra profesión no tiene nada que ver con la lactancia, de hecho ni siquiera con la salud. Irina y Oiane somos las asesoras y nos ocupamos más del día a día de la asociación, Bárbara es la secretaria y se ocupa del papeleo.

 

¿Qué os motivó a crear LacMad?

Oiane) Desde que soy madre me encantan los grupos de apoyo a la lactancia madre a madre, de igual a igual. A título personal soy un caso algo atípico porque no he tenido problemas para establecer mis lactancias, pero me gustaba ir porque estaban llenos de madres como yo, con mis mismas dudas, alegrías y preocupaciones. Mi familia estaba lejos y cuando eres madre quedar con amigas empieza a ser complicado, así que las reuniones de los grupos de apoyo eran mi apoyo personal semanal, en ellos nunca me he sentido juzgada en mis decisiones y siempre han sido un soplo de aire fresco en la crianza de mis hijas. Además siempre se aprende muchísimo de todas y cada una de las experiencias de las madres que asisten.

Hace tres años me mudé a la sierra de Madrid y estaba más sola que la una, así que busqué un grupo de apoyo cercano y allí conocí a Irina. Tenemos una sintonía absoluta en nuestra forma de ver las cosas en cuanto a lactancia y decidimos formarnos como asesoras y devolver de algún modo a la sociedad eso que habíamos recibido nosotras mismas. Quisimos hacerlo por nuestra cuenta porque nos gusta mucho guiarnos por la evidencia científica y alejarnos de temas pseudocientíficos y no había grupos de apoyo semejantes cerca.

Irina) Yo, sin embargo, sí que tuve problemas para establecer la lactancia, y no encontré donde me ayudaran a solucionarlos… Es decir, había algunos grupos cerca, pero en ninguno me sentí tratada como pensé que necesitaba. También, como Oiane, estaba recién llegada a la sierra y lo que no encontré de ayuda concreta sobre la lactancia (los problemas que teníamos los fuimos solucionando poco a poco gracias a foros de internet) lo suplí con creces en un taller de lactancia cerca de dónde vivía encontrándome con madres que, a día de hoy, son grandes amigas. En un momento dado, Oiane y yo quisimos crear Lacmad, para darnos un espacio de crecimiento como asesoras de lactancia, y apasionadas de la crianza, y también, como dice Oiane, ofrecer a la sociedad un espacio en el que buscar respuestas sobre la lactancia materna en el que se hicieran recomendaciones basadas en la evidencia científica, y no en la mitología popilar o las pseudo-ciencias.

 

¿Cómo reaccionaron las madres lactantes de vuestro entorno? ¿Ya se entiende bien lo que es un grupo de apoyo a la lactancia o todavía vienen al grupo con miedo?

Oiane) Creo que en la sociedad sigue bastante arraigada la idea de que los grupos de apoyo son una especie de akelarre en el que las asesoras maldecimos los biberones y chupetes, preferimos un niño desnutrido antes que darle a probar una gota de leche distinta a la de su madre, obligamos a amamantar a los niños hasta que van a la universidad y luego además llevamos asociado el pack de que no vacunamos, parimos a lo salvaje debajo de un árbol, colechamos, y llamamos mala madre a quien no hace las cosas como nosotras.

En este sentido sí han venido madres que acuden por recomendación de alguien y las notas con cautela, mirando a ver por dónde vamos a salir, y cuando comprueban que somos gente normal incluso se atreven a sacar un chupete que traían oculto en el bolso. La respuesta de las madres está siendo bastante positiva, cada vez acuden más a las reuniones y el ambiente que se crea es muy majo, está empezando a funcionar el boca a boca y además si han dado a luz en el Hospital General de Villalba les animan a acudir a grupos de apoyo y nuestro grupo aparece en los folletos informativos que les dan en el alta.

Irina) Sí, hemos notado mucho la colaboración con el Hospital General de Villalba, nos han ayudado mucho a que las mujeres que dan a luz ahí sepan que existimos, y qué tipo de ayuda o apoyo podemos ofrecerles, si es que lo necesitan. Es cierto que trabajar dentro del Comité de Lactancia del Hospital nos hace ganar algo de credibilidad a ojos de aquellas madres que creen que somos unas locas de la teta, como si el hecho de contar con el respaldo del Hospital hiciera que estas madres sintieran que no somos tan locas… Lo que sí es cierto es que el boca a boca funciona muy bien, y casi siempre tenemos madres y familias recientes en las reuniones buscando el apoyo de madre a madre que tratamos de brindarles.

LactApp-lacmad

Hace ya dos años que vuestro proyecto está en marcha, ¿qué ha sido lo más duro de crear un grupo de apoyo?

Oiane) Los comienzos son un poco difíciles, porque tienes que buscar un lugar adecuado para reunirte y conseguir difusión. Nos permitieron usar las instalaciones de una escuela infantil, que es un ambiente perfecto para un lugar al que van a asistir niños, pero después cambió la dirección por otra que no era partidaria de que estuviéramos allí y tuvimos que buscar otro lugar rápidamente. Ahora estamos en otra escuela infantil, La Vaca Flora, que nos apoya al 100% y donde nos sentimos como en casa (aprovechamos para mandar un fuerte beso a su directora María Jesús y a Marisol que es la persona encargada de cerrar el centro por la tarde y tiene una paciencia infinita cuando se nos va la hora)

Desde el punto de vista personal me resulta muy duro el que mis hijas van creciendo y muchas veces se aburren durante las reuniones. Tengo que llevarlas conmigo y aunque llevo pinturas, disfraces, etc poco a poco se les queda pequeño y sinceramente no sé cómo lo voy a resolver, tendré que seguir improvisando sobre la marcha.

Otro aspecto bastante duro es cuando no logras dar el apoyo suficiente a una madre y pese a los esfuerzos la lactancia fracasa. Unas veces es porque no se ha conseguido dar con la solución y otras veces es el entorno quien tira por la borda los esfuerzos, sea por lo que sea es tremendamente frustrante y te deja hecha polvo. Creo que nunca se me va a olvidar uno de los primeros bebé que vimos, se trataba de una familia que tenía muchas ganas de lactar y debido a nuestra inexperiencia, inseguridad, nerviosismo, o llámalo x, no conseguimos que saliera adelante. Somos conscientes de que no podemos hacer milagros, pero sientes una impotencia absoluta.

Y por supuesto al margen de las reuniones, el tema de organizar la asociación, planificar los temas que vamos a tratar, gestionar blog, web, etc requiere tiempo adicional, tiempo que sale del poco que te queda libre y esto lleva implícito cierto sacrificio personal y familiar. Agradezco mucho el apoyo incondicional de mi pareja cuando me ve contestando mails a cualquier hora, o cuando hace encaje de bolillos para suplirme cuando no estoy porque me he ido a hacer algún curso relacionado con la lactancia, somos un equipo pero visto desde fuera puede ser difícil de entender el que tenga un “hobby” así.

Irina) Lo peor, sin duda, el papeleo y la burocracia en este país! A veces es cansado el compromiso que hemos adquirido con las madres, otras veces no apetece salir de casa para ir a la reunión. Pero cuando vamos para allá y vemos que las familias que van lo agradecen tanto y les hace tanta falta el apoyo que encuentran, se nos pasa todo, Es muy gratificante, como decíamos antes, devolver a la sociedad algo tan importante y es muy satisfactorio hacerlo desde una especie de ONG que somos.

 

¿Y lo más enriquecedor?

Oiane e Irina) Lo más enriquecedor es ver a una familia feliz, tomando decisiones de manera informada y disfrutando al 100% de sus bebés. No tiene por qué ser necesariamente manteniendo una lactancia materna (exclusiva o mixta), eso es secundario, lo importante es que la familia esté bien y hayan sido plenamente conscientes del proceso. Esto te quita todos los males y te hace recordar por qué te metiste en ese berenjenal. A nivel personal es una satisfacción tremenda y una sensación indescriptible.

 

¿Véis interés en las madres lactantes que vienen a vuestro grupo de convertirse en asesoras de lactancia?

Oiane) Sí, claro que hay interés! La lactancia engancha, si te pica el gusanillo es muy difícil ignorarlo y quieres saber más y más, es muy habitual que se hagan siempre miles de preguntas y surjan temas nuevos continuamente. Es fantástico porque la información es el poder, cuanta más gente haya con datos reales en la mano a más familias se llegará y habrá más bebés amamantados. Hay tantos mitos por derribar que nunca hay suficientes manos.

Irina) De hecho, tenemos algunas madres que se están empezando a formar “oficialmente” como asesoras, y que siguen viniendo a las reuniones con sus hijos ya destetados, solo por el placer de vernos todas!

 

¿Qué os gustaría decirles a las madres lactantes de vuestro entorno que todavía no os conocen?

LactApp-lactancia-mixtaOiane) Bueno sería a madres, padres, futuras madres, abuelos y cualquiera interesado: que se acerquen cuando quieran, tenemos nuestras puertas abiertas y lo único que queremos es familias felices y bebés sanos. Esto es muy importante sobre todo para los que esperan un bebé, tener la información con antelación te hace tener ganadas muchas papeletas para que tu lactancia tenga éxito.

Irina) Yo, sobre todo, quisiera invitarles a venir con suegras, tías abuelas, primas “resabidillas”, vecinas del quinto izquierda, tenderas… Con todas aquellas personas que conforman esos entramados sociales en los que se hace dudar de la capacidad de las madres de dar el pecho a sus hijos, con comentarios desalentadores… Me encantaría que se llenara el grupo de personas reticentes, por ejemplo, a dejar que un bebé se destete solo, cuando le venga bien, y que escuche de la boca de nuestros hijos mayores decir por qué les gusta tomar teta!


¿YA TIENES LACTAPP EN TU MÓVIL?

apple-store-logo-pngBotonesdescarga-01

 


Encuentra tu grupo de apoyo a la lactancia más cercano.

Share

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *