Acabo de parir y me sale leche de color marrón: síndrome de las tuberías oxidadas

“Hola, voy a ser madre en breve, estoy de 34 semanas. Os quiero consultar algo que me pasó en mi primera lactancia y que nadie me supo explicar…

A la hora de nacer mi bebé ya estaba mamando. La comadrona me indicó que al terminar la toma me tenía que poner un poco de calostro en el pezón. Y cuando lo hice me di cuenta que mi calostro no era amarillo, era marrón ¡Menudo susto! Me dijeron que mi leche no era buena y que era mejor que mi bebé no tomara ni una gota más de eso. Así que dejé la lactancia.”

La leche materna no es blanca. Sí, lo has leído bien. La leche de vaca que compras en el supermercado está homogeneizada mediante diferentes tratamientos por lo que es blanca y no se divide en capas.

La leche materna es de colores: el calostro es amarillo o naranja, la leche en reposo puede ser azulada o verdosa, la leche después del destete puede ser verde… Y sí, durante los primeros días de vida el calostro o la leche puede ser parduzca, de un color marrón muy llamativo.

 

¿Por qué tiene ese color?

Durante el embarazo todo el tejido mamario se prepara para la lactancia. Las mamas crecen y el aporte sanguíneo aumenta en todo el pecho. Es muy típico de esta etapa y de los primeros días de lactancia verlas muy marcas en la zona del escote y en dirección al pezón.

De la misma manera, los alvéolos (las células donde se fabrica la leche) y los conductos se preparan. De ahí que puedan producirse pequeñas hemorragias, que una vez mezcladas con la leche o el calostro, dan como resultado leche de un color oscuro.

 

¿Cuánto tiempo va a salir la leche de color marrón?

Normalmente es una situación limitada, solo dura unos días y luego desaparece totalmente. Sin que tengas que hacer nada ya que una vez el sangrado para la leche vuelve a salir del color habitual.

 

¿Es peligroso?

No, no es peligroso ni para la madre ni el bebé. De hecho, no es necesario hacer nada especial, ni desechar la leche ni dejar la lactancia están indicados.

Solo hay que tener en cuenta que el bebé puede tener deposiciones más oscuras o con hilos o mini puntos negros que no son más que los restos de sangre digeridos. Al bebé no le pasa nada por tomar esta leche con un poco de sangre, es un suplemento de hierro extra.

 

Me pasó en mi primera lactancia, ¿me va a volver a pasar?

El síndrome de las tuberías oxidadas suele presentarse más en las primeras lactancias. Pero a pesar de esto, y de la misma manera que puedes tener una hemorragia nasal en cualquier momento de tu vida, se puede volver a repetir.

 

¿Puedo hacer algo para evitarlo o para que dure menos?

No, no puedes hacer nada para evitarlo, es una situación fisiológica y aparece y desaparece a las pocas horas de haber empezado. Puede ser que te de angustia pero si sabes que no le pasa nada al bebé por tomarla, vas a estar más tranquila.

 

Share

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Yeniffer suarez dice:

    Muchísimas gracias por la información. Es muy importante saber estos casos que no son muy comunes quizás y así evitar suspender lactancias exitosas !!!
    Muy amable por este aporte.

    Yeniffer suarez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *