"Que no solo te cuenten las maravillas de la lactancia"

Compartimos una experiencia que nos llega al alma… quizá porque es justamente la situación que nos gustaría combatir desde LactApp, así como también muchos profesionales sanitarios y muchas asociaciones que trabajan cada día para que la información y la formación de calidad llegue a todas las personas que atienden madres lactantes.

En el blog de LactApp tenéis información sobre el absceso. E información generalizada en relación a dolor y bultos durante la lactancia. En ambos casos es importante NO aplicar calor ni destetar, ya que es contraproducente.

lactapp-experiencia-absceso-mastitis

 

La verdad que nunca pensé que acabaría escribiendo sobre mi experiencia con la lactancia… pero LactApp me parece una plataforma muy buena para hacerlo. Tal vez el mayor motivo para hacerlo sea simplemente…desahogarme.

Desde que me quedé embarazada, tenía claro que quería darle el pecho a mi bebé, o por lo menos intentarlo. Mi pareja y yo habíamos leído mucho sobre los grandes beneficios de la leche materna y lo teníamos claro.

Los comienzos no fueron fáciles… las típicas grietas. Pero con los días fue pasando y aquél dolor cuando ella se enganchaba, iba desapareciendo. A la semana de dar a luz, fui a ver a mi matrona que había seguido mi embarazo. Al contarla mis problemas con las lactancia, me recomendó que empezara a asistir al taller de lactancia que había todas las semanas en el centro de salud.

La verdad que fue una ayuda muy grande. De hecho, creo que si no hubiera sido por ese taller de lactancia en el que todas compartíamos nuestras experiencias, dudas, problemas, sentimientos; y por su puesto por el apoyo de mi pareja… hubiera dejado la lactancia a los pocos días de nacer ella.

A los dos meses, llegó la temida mastitis. Una zona roja en un lado del pecho, dolor, 37’4 de fiebre (no mucha), y una zona endurecida. Me mandaron antibiótico y a los dos-tres días ya me encontraba mejor.

Pero a los cuatro meses más o menos empecé a notar un bulto grande en un pecho. Fui a una matrona y me dijo que no lo veía tan grave como para tomar antibiótico, que me pusiera a la bebé, me asegurara de que me vaciaba, calor… lo típico.

Pero pasaban los días, y ahí seguía mi bulto. Incluso ya me había empezado a doler bastante cuando ella mamaba. Le pedí a la doctora de cabecera que me recetara antibiótico, pero ella me dijo que probara con paracetamol, calor…

El dolor fue a más y a los pocos días, ya tuve que ir a urgencias. Tenía un absceso de 5cm. Me hicieron un drenaje. Fue una experiencia muy dolorosa y traumática. Además, me ha dado muchos problemas, porque se volvió a infectar y varias veces me tuvieron que volver a vaciar por dicho drenaje.

Mentiría si dijera que esta experiencia no ha sido realmente muy traumática para mi. Es muy duro además ver que no puedes atender a tu hija como deseas.

El motivo por el que comparto mi experiencia es porque creo que es fundamental no solo que te cuenten las maravillas de la lactancia, como lo bueno que es para el bebé, para la madre y para el vínculo entre los dos, si no las “cosas malas” que pueden ocurrir, cómo identificarlas, y hasta evitarlas.

En estos días de angustia y peregrinaje por ginecólogos, muchas personas me han dicho que porqué no dejo ya la lactancia (no mi  pareja, que siempre me ha apoyado), pero me sorprende gratamente que ninguno de los más de 10 ginecólogos que me habrán visto me han recomendado dejar la lactancia, por lo que veo que por lo menos cada vez más profesionales de la salud promueven la lactancia materna, algo que según he leído antes no pasaba.

Me hubiera encantado poder dar de mamar a mi bebé muchos más meses, y mi idea era mantener la toma nocturna hasta que ella hubiera querido… pero no sé si lo más sensato teniendo en cuenta que en mi cuerpo hay algo que no funciona o rechaza la lactancia, llamado staphylococcus aureus.

Miro a mi hija mamar y mientras ella me mira, siento mucha pena de saber que ese momento tan bonito y tan nuestro debe tener una final dentro de no mucho…

Es triste, y me da pena, y estoy segura de que dentro de unos meses cuando vea los videos que la he grabado mientras ella mamaba… lloraré, pero no sé cómo hacerlo para poder estar tranquila de que puedo darle de mamar más meses sin volver a vivir otra mastitis.

Contando mi experiencia, quiero expresar que pese a todo la lactancia me ha regalado momentos maravillosos con mi hija, y que creo que es verdad eso de que hace más fuerte el vínculo con tu bebé…pero más allá de contar los beneficios de la lactancia, los profesionales, ya sean asesores de lactancia, matronas, etc. Deberían también explicar qué es una mastitis, cómo evitarla, los diferentes tipos de mastitis que hay, cuando acudir a urgencias, etc.

Es verdad que no hay mucha información al respecto, que la lactancia materna no interesa al ministerio de sanidad, y sí la leche de la vaca porque detrás hay muchos intereses económicos… ojalá algún día se sepa mucho más para evitar que muchas tengamos que dejar la lactancia por desinformación, o por mandarnos antibióticos que no sirven para nada, o incluso por tener bajas maternales tan cortas que impiden cumplir aquello que la OMS recomienda de 6 meses de lactancia materna exclusiva…

Aún así, es una suerte contar con personas que de forma altruista dan apoyo a otras mamas para que puedan dar de mamar a sus bebés.

 


Te recordamos que la app de LactApp es GRATUITA

Consigue respuestas personalizadas sobre vuestra lactancia:

LactApp contiene respuestas personalizadas relacionadas con mastitis, dolor, bultos en el pecho, grietas y/o abscesos, entre otros. No dudes en entrar a consultar tu caso.

DescargarAndroid Descargar IOS
Share

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Belén dice:

    Si fuesemos a grupos de lactancia desde el embarazo aprenderíamos de los problemas de las demás y sabríamos prevenir los nuestros, y hablo en primera persona del plural pq me incluyo en el gran colectivo de mujeres q hasta q no tuvo un problema no se interesó por los grupos…

    Y ahora para aprender un poco más… ¿A esta mujer qué le recomendaríais? ¿Probióticos para ver si mejora la incidencia de staphylococcus aurea?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *