¿Por qué iba un sanitario a recomendar esto?

LactApp-dieta-madre-lactancia-estapasando


 

Vamos a por lo importante para que no quede ninguna duda:

1) A no ser que insista una indicación médica fundada (ejemplo: una alergia del bebé a algún alimento concreto) no es recomendable que la madre lactante siga una dieta estricta y mucho menos que se eliminen grupos de alimentos de un día para otro. El dietista-nutricionista Julio Basulto nos recuerda que la alimentación de la madre influye poquísimo en la composición de su leche y que las recomendaciones en relación a la alimentación de la madre lactante son muy similares al resto de la población: comida saludable y ejercicio.

En resumen, por si no ha quedado claro: no hay que seguir una dieta especial, exenta de muchos alimentos. Que la madre coma carne, verduras, legumbres, etc., no va a hacer que la leche sea de peor calidad ni que le haga daño al bebé.

Los alimentos saludables son buenos hasta que se demuestre lo contrario.

2) La leche materna siempre es de buena calidad. Siempre. Es de una calidad óptima, perfecta, que cubre de manera equilibrada y estudiada todas las necesidades nutricionales, afectivas y fisiológicas de nuestro bebé. Otra cosa muy distinta es que no haya suficiente cantidad de leche (hipogalactia) pero la que haya, es buena. Buenísima.

 

LactApp-tandem-nutricion-madre

Bueno, aclarados estos dos puntos, os explicamos a qué viene esta entrada del blog. Hemos recibido en las últimas semanas algunas consultas sobre la alimentación de la madre lactante. Hasta aquí, perfecto. El problema es que las madres que nos consultaban hacían referencia a que profesionales de la salud les habían indicado que debían seguir una dieta muy estricta para continuar amamantando o les habían hecho un listado de productos “prohibidos” como los cereales o la cebolla, sin que hubiera ninguna razón médica para hacerlo.

Y alguien pensará que tampoco es para tanto, que simplemente les quitan unos alimentos y que pueden vivir perfectamente sin ellos un tiempo. Pero sí puede afectar –y mucho– a la lactancia, porque:

  • Hace dudar a la madre sobre su capacidad de producir leche suficiente o de calidad, pensando quizá que algunos de esos alimentos listados pueden llegar a afectar a su producción de leche o incluso ser tóxicos para su bebé cuando no es cierto.
  • Complica la vida de las madres: como si no fuera suficiente el cambio que supone convertirse en madre, además debe preocuparse de replantear toda su alimentación.
  • Hace creer que la alimentación de las madres lactantes es muy complicada de seguir y que, por lo tanto, no podrá mantenerla mucho tiempo, quizá menos de lo que hubiera deseado amamantar.

Lo cuál nos hace llegar a la siguiente inevitable pregunta: ¿Por qué iba un sanitario a indicar una dieta innecesaria a una madre lactante? Se nos han ocurrido muchas ideas, aquí unas cuantas:

  1. Se lo cree. Simplemente no está actualizado y se cree de verdad que la madre debe seguir una dieta especial, exenta de un montón de alimentos. Ok… mal pero solucionable con una rápida lectura al libro de Julio Basulto “Mamá come sano” en el que encontrará una extensa bibliografía sobre el tema.
  2. Se lo inventa. Bueno… es una opción. Es una persona que se aburre mucho y ha decidido hacer su propia teoría sobre la alimentación de la madre lactante basado en su propio parecer.
  3. Se ha equivocado. Sin querer ha dado las indicaciones que se dan en ciertos postoperatorios. A todos nos puede pasar.
  4. No fue él/ella. Que le registren… justo se había ido de vacaciones y tiene testigos, seguro que la madre ha sacado la lista por Internet.
  5. No le gusta la lactancia. Así, sin más. Y como queda mal ir en contra de la evidencia científica internacional, ha decidido desalentar a las madres que llegan a su consulta con este infalible plan.
  6. Está vendido. ¿Qué va a comer el bebé una vez se haya terminado la lactancia? Pues eso. (#lactanciaxdinero)

Somos buena gente, así que nos quedamos con la primera y esperamos que aproveche este texto para darse de bruces contra la evidencia y reciclarse un poquito para que la próxima vez que atienda a una madre lactante lo haga un poquito mejor y resulte más de ayuda que de freno para seguir adelante.

 


DESCARGA LACTAPP, ES GRATIS y podrás obtener más información sobre la alimentación de la madre y del bebé durante la lactancia:

apple-store-logo-pngBotonesdescarga-01

 


No te pierdas otros artículos relacionados de nuestro blog como Estoy amamantando, ¿tengo que tomar vitaminas? o 5 comidas que aumentan tu producción de leche.

 

Share

También te podría gustar...

No hay respuestas

  1. Laia dice:

    A mi me dijeron q no tomara leche de caca (no hice caso)…
    Y tengo una conocida q lleva meses sin tomar cosas sin lactosa porque se lo ha dicho la pediatra (y el niño no tiene ninguna alergia ni intolerancia) 🙁

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *