El pecho: alimento y fuente de placer

Los pechos femeninos están sexualizados. Por eso, cuando pasan a ser fuente de alimento de un bebé, muchas mujeres y hombres entran en contradicción: ¿deja de ser erótica la teta si es el alimento de un niño/a?

Quizás, para reflexionar alrededor de este tema, deberíamos plantearnos si realmente es bueno sexualizar tanto el pecho femenino. El pecho es una parte del cuerpo de una mujer que puede tener doble función, e incluso triple:

  1. Alimentar a un bebé
  2. Ser fuente de erotismo
  3. Ser un pecho, una parte del cuerpo

Y debemos tener en cuenta en qué momento sirve para cada cosa o cómo podemos hacer la transición a cada uno de estas funciones.

Un pecho pasa a ser alimento de un bebé cuando la madre lacta, en ese momento es la fuente de alimento, de calma, de vínculo de un bebé o un niño/a. Quien vea un par de pechos desde la perspectiva erótica cuando una madre está dando de mamar a su hijo en público, por ejemplo… debería revisar sus creencias, porque en ese momento, el pecho es fuente de alimento.

Hablamos de fuente de erotismo en el momento en que esa parte del cuerpo entra en juego con la pareja o pareja sexual. El pecho y el pezón puede ser fuente de gran placer si a la mujer le gusta y si se le estimula bien esa zona. Y se puede jugar de muchas maneras con esta parte del cuerpo si realmente es una zona agradable para quien la tiene. Y, ahí, entran muchos juegos: lamer, morder, tocar, chupar, acariciar, esconder, mostrar… todos ellos cargados de erotismo y contextualizado en un juego de seducción y sexualidad.

El pecho como parte del cuerpo. ¿Qué significa eso? Significa que el cuerpo, cuando no estamos con alguien con quien nos guste intimar y cuando no estamos lactando, forma parte de nuestro cuerpo de manera natural y no siempre tiene porque ser sexual o fuente de alimento: como nuestra nariz, nuestro codo, nuestra pierna y nuestra espalda. Y querer erotizar en exceso un pecho en un momento “neutro” es querer rizar el rizo.

Y… ¿cómo puede mantener el erotismo de sus pechos una mujer que está lactando? Pues, una cosa a tener en cuenta es tener muy claro las funciones que tiene el pecho y que es muy natural querer jugar sexualmente con los pechos aunque se esté lactando.

Pensemos una cosa: el mecanismo para que salga leche del pecho es uno en concreto, los bebés saben cómo posicionar la lengua y cómo succionar para que salga la leche. Y quizás la pareja no haga el mismo movimiento y… si saliera leche, ¿qué es lo peor que puede pasar? ¿tragar un poco de leche? ¿eso puede horrorizar? ¿de verdad?

Yo recomiendo que las mujeres que están lactando mantengan su propia imagen de mujeres eróticas y que visualicen, también, sus pechos como elementos eróticos a pesar de estar lactando. Si ellas lo ven erótico… sus parejas también lo harán…


Elena Crespi Asensio

Psicología. Sexología. Terapia de pareja. Psicología Perinatal

www.eLenaCrespi.com

Contacto y redes sociales:

mail: info@elenacrespi.com

Tlf: 620 18 30 80

You Tube: https://www.youtube.com/channel/UCRsjRlGi_Mq4vmghBCplGtA

Facebook: https://www.facebook.com/psicologiaelenacrespi/

Twitter: @Tarongesenceres

Instagram: @elenacrespi81

Pinterest: https://es.pinterest.com/lenacrespi/elena-crespi/


La app de LactApp es GRATUITA

Consigue respuestas personalizadas sobre vuestra lactancia.

DescargarAndroid Descargar IOS
Share

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *