"Nos han querido hacer olvidar que somos fuertes"

"Nos han querido hacer olvidar que somos fuertes"

lactapp_8malma

 

“Hoy, día 8 de marzo, es el Día de la Mujer. Un año más, esta fecha pasará por muchas de nosotras como un día igual a los demás, simplemente marcado por alguna que otra noticia en el telediario señalando su celebración, un recordatorio en la página principal de Google. Por eso, desde aquí os quiero invitar a reflexionar sobre lo que realmente celebra este día, y es que no se trata de un día elegido al azar, o de una fecha establecida por los comercios para tener unos ingresos extra. No, el Día de la Mujer es una fecha que se celebra por primera vez en 1909 en Estados Unidos y, desde 1910, a nivel internacional. La fecha definitiva se establece en 1913 como una conmemoración de todas las mujeres que lucharon, incluso con su vida, por hacer un poquito mejor la vida de todas las que vendríamos después. Esta celebración surge en un momento clave en la lucha de las mujeres por sus derechos civiles y representa un hito en su batalla por lograr el acceso al voto, a la educación… en resumen, por la igualdad.

Hoy, más de 100 años más tarde, podría parecer que la lucha ha perdido el sentido. Aparentemente hemos logrado una cierta igualdad y desde las revistas, las redes sociales, la televisión… nos hacen creer que lo único por lo que merece la pena luchar es por un cuerpo 10, por tener un peso determinado o una talla 36. Han aprovechado todas nuestras debilidades y las han explotado: a las madres que deciden dejar todo por sus hijos les han querido hacer sentir culpables por no trabajar, a las madres trabajadoras les han culpabilizado por “abandonar” a sus hijos. Han conseguido que nos enfrentemos unas con otras en todos los aspectos, por ejemplo sin ir más lejos, de alguna forma han logrando que incluso un ámbito tan bonito como el de la maternidad pueda ser, a diario, un campo de batalla entre madres. Y con todo ello parece que han logrado que olvidemos que la batalla no está ganada: que seguimos ganando menos que los hombres, que seguimos sin acceder a los puestos más altos, y que la educación, la salud y la violencia siempre es peor contra las mujeres, en todo el mundo.

Nos han querido hacer olvidar que somos fuertes, que somos valientes, que podemos con todo lo que nos echen, que lo de que somos el sexo débil es mentira.

Hace unos días, frente a la Casa Blanca, marchaban un millón de mujeres, demostrándole al señor Trump que no nos puede agarrar por el c… como decía en aquella famosa entrevista. La visión de todas aquellas mujeres de todas las edades, marchando por Washington como en su día marchaban las primeras sufragistas fue, sin duda, el primer rayo de luz en muchos años.

Yo, desde aquí, os quiero animar a continuar con la lucha por la igualdad día a día. Luchemos por cambiar el mundo a mejor. Y no, no hablo necesariamente de salir a la calle con pancartas: hablo de dejar de luchar unas con otras y, en su lugar, reflexionar sobre lo fuertes que somos. Unamos nuestras fuerzas para conseguir un mundo mejor para las que vendrán después. Luchemos por conseguir erradicar los estereotipos que nos cargan en las espaldas según nacemos, luchemos por eliminar las diferencias de trato en el trabajo, luchemos por una conciliación real y en pareja, en la que ambas partes se responsabilicen del cuidado de los hijos por igual (sin tener por ello que sacrificar sus puestos de trabajo). Aprovechemos las redes sociales para unir fuerzas, para hacer tribu. Dejemos las críticas escondidas tras el anonimato de internet y admiremos tanto a la madre que lo deja todo por cuidar a sus hijos como a aquella que se mata a trabajar y apenas logra conciliar. Apoyemos a la que decide no tener hijos, a la que decide tener muchos, a la mujer emprendedora, a la que opta por dejar su trabajo, a la que pare por cesárea y a la que lo hace de forma natural, a la que da lactancia materna, a la que la da mixta, y a la que la da artificial… Luchemos las unas por las otras porque, al final, sólo si estamos juntas podremos cambiar el mundo.”

Alma Obregón

http://www.objetivocupcake.com/

 


Te recordamos que la app de LactApp es GRATUITA

Consigue respuestas personalizadas sobre vuestra lactancia:

DescargarAndroid Descargar IOS
Share

2 comentarios sobre “"Nos han querido hacer olvidar que somos fuertes"

  1. Excelente reivindicación, enhorabuena. Tenemos que seguir recordándoles que no nos pueden pisar, somos un pilar muy importante en la sociedad y sin nosotras todo se vendría abajo literalmente.

  2. Bravo Alma!! Qué gran mensaje transmites y qué ejemplo!! Seguiremos luchando porque esta sociedad sea de verdad igualitaria, por nuestros derechos y nuestras libertades.
    Y que vivan las mujeres!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *