Mi bebé hace chasquidos al mamar

El chasquido es el ruido similar a un “clec-clec” que realiza el bebé con la lengua mientras mama. A veces el chasqueo es tan evidente que es extremadamente escandaloso y las madres se preocupan. Vamos a ver en esta entrada las posibles causas de chasqueo y cuando puede ser adecuado actuar o cuando solamente debemos tener paciencia y esperar a que pase.

 

¿Por qué se produce y cómo solucionarlo?

El momento de aparición del chasqueo y la edad del bebé nos pueden dar una primera idea de cuál puede ser la causa, hay varias posibles causas:

  • Ingurgitación:  se produce en los días posteriores al parto, cuando se produce la subida de leche y debido a un mal drenaje del pecho y por un exceso de líquidos endovenosos durante el parto. Todo ello puede producir que el pecho esté duro como una piedra. Cuando el pecho está tan duro, el bebé es incapaz de agarrarse, ya que no puede hacer la fuerza suficiente con la lengua para succionar y extraer la leche. En este caso, el chasquido nos avisa de que hay un problema a solucionar y es la misma ingurgitación.
  • Mal agarre: un bebé que mama en mala posición o que presenta un mal agarre no puede sellar bien el complejo areola-pezón en su boca. La solución pasará por, evidentemente, mejorar el agarre del bebé al pecho.
  • Frenillo lingual corto: cuando un bebé tiene el frenillo lingual corto suele compensar la succión, es decir busca la manera de subsanar las dificultades mamando de otra manera que le resulte efectiva, y es esta nueva manera de mamar la que puede causar que la lengua se mueva o se escape de la posición que le correspondería. Ante este caso, lo primero que debemos hacer es mejorar el agarre (punto anterior) y, si esto no funciona o no lo hace suficientemente, sería recomendable acudir a un especialista. Aquí tienes más información sobre frenillos linguales y en la app de LactApp encontrarás un test para saber si tu bebé tiene frenillo lingual.
  • Frenillo dental corto: el frenillo del labio superior puede ser también extremadamente corto e imposibilitar que el bebé puede realizar bien el sellado para mamar y esto le hacer perder constantemente el agarre. Puede mejorar simplemente modificando la postura y, en caso de ser necesario, también se puede intervenir.
  • Reflejo de eyección hiperactivo: cuando a la madre le sale mucha leche de golpe del pecho el bebé tiene dificultades para gestionar tal volumen de leche. Por esa razón, usa la lengua como un freno y poder deglutir más despacio. Al hacer esto oímos el chasquido y hasta cómo se atraganta. Aquí puedes obtener algunas ideas para reducir este reflejo.
  • Macroglosia: puede ser por una patología o sin ella, hay bebés que tienen la lengua muy grande. Son bebés que les cuesta colocar la lengua, al ser tan grande, y a la hora de mamar la mueven para intentar colocarla, lo que causa el casqueo. En este caso, mejorar la postura puede ser una ayuda aunque el cambio significativo se produce con el tiempo, cuando la boquita del bebé se hace más grande.
  • Fisuras en el paladar blando: los bebés que tienen una fisura en el paladar pueden perder el vacío a la hora de succionar y por ello hacen este característico ruido con la lengua. 

 

¿Cuándo tengo que preocuparme?

El chasquido puede ser algo sin importancia si no afecta a la lactancia. Si no tienes dolor y el bebé crece correctamente el ruido que pueda hacer con la lengua es una mera curiosidad. Cierto que puede resultar muy escandaloso pero si todo funciona es una mera anécdota.

El inconveniente que pueden tener los chasquidos del bebé es que puedan tragar mucho aire y tener leves molestias intestinales.

 

En el caso de que todo vaya bien, ¿cuándo dejará de hacerlo?

La boca de los bebés crece, al igual que ellos, con este crecimiento a partir de los tres meses el chasquido tiende a mejorar hasta desaparecer.

 

La app de LactApp es GRATUITA

Consigue respuestas personalizadas sobre vuestra lactancia.

DescargarAndroid Descargar IOS
Share

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *