"Me duele… pero dicen que se agarra bien"

Una y otra vez las madres nos repiten lo mismo: “Me duele…pero dicen que se agarra bien. Me han revisado todo y me dicen que mama bien”

Y ahí es cuando ponemos cara de poker y nos damos cuenta de lo complicado que resulta desterrar el mito del dolor.  La lactancia tiene que ser placentera y eficaz, amamantar no duele, las grietas no son normales, el dolor indica que algo no va bien. No habríamos llegado hasta aquí como especie si dar el pecho fuera de por sí un proceso doloroso.

 

LactApp-buen-agarre

 

Si tienes dolor debes saber que las principales causas son:

  • Posiciones incorrectas para amamantar: el cuerpo del bebé tiene que mantener un eje recto: oreja, hombro y cadera, deben permanecer alineados sea cual sea la posición elegida para amamantar.
  • Posturas incorrectas: cada pecho es diferente y, por esa razón, debemos trazar un eje imaginario desde el centro de nuestro pezón hacia la cabeza del bebé. Si se crean ángulos, el pezón queda torsionado dentro de la boca del bebé. Y muy importante, el mentón y la nariz del bebé deben estar pegados al pecho.eje de un buen agarre
  • Agarre incorrecto: cuando el bebé se agarra al pecho debemos observar cómo el pezón se dirige hacia el paladar, el bebé abre los labios consiguiendo* un ángulo superior a 90 grados, además coloca ambos hacia afuera y las mejillas se observan redondeadas.
  • Frenillo lingual corto: la presencia de un frenillo corto puede producir que el bebé tenga una succión compensada, es decir, que para contrarrestar las limitaciones que presenta su lengua, haga más fuerza o succione con más fuerza para conseguir extraer la leche.
  • Dificultades de succión: hay bebés que presentan succiones inmaduras o patrones de succión masticatorios que causan traumatismo en el pezón y mucho dolor.

 

Cada vez somos más conscientes de que dar el pecho no debería doler, pero aún nos queda trabajo para conseguir que las mujeres interioricen este concepto. Si hay dolor al amamantar quiere decir que algo no va bien, si es tu caso no dudes en acudir a un grupo de apoyo a la lactancia o un profesional sanitario experto en la materia que pueda ayudarte a valorar una toma y encontrar las causas de ese dolor.

 

*Estas observaciones referentes al agarre y la postura son válidas los primeros meses de vida, a partir de los tres meses y en adelante los bebés ya maman como “les da la gana” sin que eso suela causar dolor a sus madres.

Share

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Lorena dice:

    Hola, referente al artículo ” me duele… pero dicen que se agarra bien” tengo una bebé de casi 5 meses y continuó con dolor al dar el pecho.
    Asisto a un grupo de lactància des de que mi bebe tenía un mes y me han echo un cultivo de leche que salió negativo. Actualmente vamos a un osteopata pedriatico, pero tampoco hemos notado mejora.
    Puede ser que haya problemas en la succión ya que el frenillo también lo han descartado.
    Donde puedo acudir para que nos ayuden a eliminar el dolor?
    Gracias

  2. Maria dice:

    A nosotras nos enseñan la. Postura correcta pero… Y al bebé quién se la enseña? Porque con el mío no hay mes que no tenga algún conducto taponado o grietas… Yo le pongo bien pero ella mama como quiere, unas veces tira del pezon, otras me descorcha como botella de vino (y acabo por parecer una fuente, que a ella le encanta beber a porron), otras decide colocar la cabeza de lado… Con 5 meses resulta complicado hacerle entrar en razón que esas cosas no se deben hacer porque manca a mamá…

    • Alba Padro Arocas dice:

      Hola,
      Si con 5 meses te duele y te causa grietas es por algo. 3s cierto que con la edad que tiene es imposible mandar sobre las posturas y los agarres que adoptan, pero te han valorado el frenillo lingual?

  1. 16 febrero, 2016

    […] Aquí entra en juego la habilidad de la madre y del bebé para conseguir una lactancia exitosa. Aunque muchas lactancias van divinamente desde el principio, en otras muchas ocasiones hay problemas de agarre, alteraciones en la forma del pezón, problemas de postura,…  Y claro, ante la falta de apoyo o comprensión, muchas madres acaban por rendirse casi siempre con razón, ya que lógicamente nadie quiere sufrir dando el pecho. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *