¿Cómo lo hago para que acepte el biberón con mi leche?

Si tienes que dar leche extraída a tu bebé lo más probable es que te hayas planteado hacerlo en biberón.

El biberón es el recipiente y el método de alimentación más conocido y aceptado socialmente pero no es el único. Pero, ¿qué pasa si no hay más remedio y le tienes que dar la leche en un biberón?

lactapp-biberon-tetinas-lactancia

 

Hemos lanzado esta pregunta en las redes y estas son algunas de las preguntas que nos habéis hecho:

 

Mi hija hace arcadas con todas las tetinas ¿se acostumbrará?

Muchos bebés que toman solo pecho y no tienen chupete, tienen muchas dificultades en estar cómodos con el biberón. Les suelen producir muchas arcadas y lo pasan muy mal con un biberón en la boca.

Los bebés tienen un reflejo en la boca que les protege de atragantamientos y ahogos, este reflejo se activa cuando la comida o un objeto sobrepasa la mitad de la lengua. Por esa razón, la tetina les suele dar asco cuando la tienen en la boca. El reflejo, a medida que el bebé crece, se posterioriza pero sigue presente.

La única solución es intentar que la tetina no entre demasiado en su boca, pero esto a la vez hace que el bebé cierre demasiado la boca para poder succionar y luego hacer lo mismo en el pecho.

 

¿Es mejor anatómica o redonda?

Cuando el bebé succiona el pezón se alarga en su boca y llega hasta la unión del paladar duro y el blando. El pezón solo toma la forma de las tetinas anatómicas cuando el bebé no succiona del todo bien. Si mama con eficacia el pezón tan solo se alarga dentro de su boca. Para los bebés que toman el pecho lo ideal es una tetina redonda y de 2cm.

 

¿Cómo puedo conseguir que la acepte?

Si no hay más remedio que darle la leche en biberón lo más importante es que el bebé esté sentado y el biberón esté lo más horizontal posible para que el bebé pueda regular el flujo que recibe.

Para ellos no es nada complicado aceptar la nueva situación (estar sin su madre) y recibir la leche en un recipiente tan diferente al pecho, así que es necesario tener mucha paciencia y esperar a que la acepten.

 

¿Se lo puedo dar yo o tiene que ser otra persona?

Hay quién dice que una madre nunca puede dar un biberón porqué el bebé lo va a rechazar siempre. En parte es cierto, el bebé sabe dónde está la leche y no aceptará gato por liebre. Dicho esto, si debes darle la leche en biberón se lo puedes dar tú, no es necesario que lo haga otra persona. Muchas madres se sieten peor por no poder hacerlo y no poder alimentar a su hijo. No hay razón para no hacerlo si te apetece, es posible que sea un poco más complicado pero nada más.

Aunque, por otro lado, si se lo estás dando para acostumbrarlo al biberón y para que esté listo para cuando no te tenga a su lado nuestra recomendación es que no lo hagas. No sufras ni lo hagas sufrir mientras estéis juntos, el momento de estar separados llegará y no sirve de nada adelantar los malos momentos.

 

¿Qué tipo de flujo es el adecuado?

El pecho tiene un único flujo, no hay diferentes flujos para cada edad. La alimentación en biberón suele ser mucho más rápida que la alimentación con el pecho. Los bebés que toman la leche en bibe suelen tomar cantidades grandes en poco tiempo, cosa que no pasa cuando un bebé toma el pecho. Las tomas suelen ser más largas y la cantidad que toman en cada toma no es muy cuantiosa.

Las mayoría de tetinas sí tiene flujos diferentes según la edad del bebé pero de nuevo no es más que un producto no necesario. Si el bebé toma la leche de una tetina de flujo lento es mejor mantenerlo siempre que sea posible. Para ellos es mucho mejor tomar la leche despacio para que el bebé tenga tiempo de estar saciado.

 

¿Qué tetina interfiere menos en la lactancia materna?

Poner una tetina en la boca de un bebé es como comprar un número de lotería. Es muy probable que no te toque, pero te puede tocar. Lo mismo pasa con las tetinas, hay bebés que saben succionar del pecho y de la tetina sin problemas y nunca se van a confundir. Pero otros no saben gestionar la succión del pecho y la de la tetina, esto les crea confusión y pueden llegar a no saber mamar, a rechazar el pecho.

Por lo tanto, en cierta medida todas las tetinas pueden producir confusión al bebé e interferir en la lactancia. Si no hay más remedio y es absolutamente necesario ofrecer la leche en biberón la persona que se lo ofrezca es necesario que lo haga con el llamado método kassing, para intentar evitar lo máximo posible la confusión del bebé. 

Si quieres conocer otros métodos de suplementación o recibir más información sobre el biberón, aquí te enlazamos otras entradas relacionadas:


Te recordamos que la app de LactApp es GRATUITA

Consigue respuestas personalizadas sobre vuestra lactancia:

DescargarAndroid Descargar IOS
Share

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Vanesa dice:

    Gracias por todas las ideas y consejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *