¿Le puedo dejar usar la teta?

_______________________________________________________________________________________________________________________

La app de LactApp es GRATUITA

Consigue respuestas personalizadas sobre vuestra lactancia.

DescargarAndroid Descargar IOS

_______________________________________________________________________________________________________________________

“Tengo una duda. Mi bebé de 8 semanas usa el pecho para dormir. Parece que no se sabe dormir de otra manera y todo el mundo me dice que debería conseguir que se duerma solo. ¿Es malo que se duerma con la teta?”

 

Cuando un bebé llega a nuestras vidas una de las situaciones que más consultas genera es el sueño del bebé. Y es que a pesar de que nos avisan de que los bebés no duermen demasiado, la realidad es que no acostumbramos a estar listos para un baño tan grande de realidad. Y es que tener un bebé es agotador y las noches pueden ser muy largas, así que para todos lo ideal es encontrar una forma en la que todos podamos dormir.

Y vamos a ser francos, la mayoría de adultos tenemos alguna dificultad para conciliar el sueño. Muchos necesitamos un sistema, o dos, para conseguir cerrar los ojos y poder descansar. Lo más habitual es que para conseguirlo tengamos que leer un poco, ver la tele o poner la radio… Otros prefieren contar ovejas, realizar respiraciones profundas y en casos muy desesperados tomar pastillas para poder dormir. Y es que a veces dormir no es fácil y necesitamos una ayuda extra para que el sopor nos invada.

 

Pero… ¿y los bebés?

Debemos partir de la base que todos los bebés saben dormir. De hecho, es una actividad a la que dedican muchas horas al día; ni adultos ni bebés podemos vivir privados de sueño.

Y de la misma manera que los adultos buscamos nuestra manera de conciliar el sueño ellos también necesitan un método eficaz para conseguirlo. No hay que rebuscar mucho ni complicarse la vida, tan solo hay que recordar que amamantar es mucho más que dar alimento y que el método para conseguir dormir al bebé ya está inventando hace hace miles de años y se llama “teta”, así de simple.

A muchos adultos parece costarnos aceptar que el pecho de una madre sirve para muchas cosas, y es que parece que lo único válido que puede hacer un bebé en la teta es “usarla” para alimentarse. La capacidad de succión es un reflejo esencial para un recién nacido, le permite llegar a este mundo y alimentarse para poder sobrevivir. Pero es que además cuando un bebé succiona obtiene inmediatamente relajación y tranquilidad. Succionar les recompensa con placer por lo que les anima a repetir la actividad, y es que la naturaleza lo tiene todo pensado.

Algunos llegan a afirmar que si el bebé no mama activamente, si se para o parece adormilado hay que despertarle, apartarlo de la teta o espabilarlo. Pueden pensar que no es bueno ni saludable que lo hagan. Y estas afirmaciones llenan de miedos y dudas a las nuevas familias cuando la realidad es que un bebé no tiene malicia y no hace nada malo que debamos evitar o corregir. La naturaleza lo ha previsto de esta manera y a pesar de que puede ser agotador para nosotras es una solución brillante para lograr que el bebé esté satisfecho, seguro y feliz… ¡y se duerma!

 

¿Y los chupetes?

Ofrecer un chupete al bebé es tan solo una decisión de crianza más a valorar. Los bebés no suelen necesitarlos si tienen disponible el pecho, pero las madres en determinados momentos sí podemos necesitar usar el chupete para calmar al bebé.

Y no es, como se suele oír, que el bebé use la teta de chupete, es que el bebé usa el chupete como si fuera una teta.

Las madres no debemos tener miedo a que los bebés se valgan de la teta para poder conciliar el sueño y tampoco hay razón para preocuparse, porque llegará el día en que los peques van a saber conciliar el sueño sin necesitar succionar. Esta es solo una pequeña etapa de su vida en la que pueden “usar” la teta para mucho más que comer.

Share

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Nohemí dice:

    Me encanta que hayáis comenzado comentando las dificultades de los adultos para conciliar el sueño. Parece que se nos olvidan muchas veces y que los bebes tienen que dormir del tirón casi desde el primer día, y si no es que algo estamos haciendo mal. A mí cuando me preguntan si mi hija se sigue despertando por las noches con 3 años empiezo respondiendo que yo tengo 37 y todavía no he dormido una noche entera seguida nunca, así que no puedo esperar algo diferente de ella.

    Estupendo artículo, felicidades!

  2. Susana dice:

    Todo esto dicho así es muy bonito, pero la realidad puede ser muy diferente. Mi hija tiene ya casi 20 meses y le he dado teta todo este tiempo (lo cual me encanta)…el único pero es que llevo 20 meses sin poder dormir bien porque ella despierta muchísimas veces durante la noche pidiendo teta. Me imagino que no sabe aún conciliar su sueño sin ayuda de la teta…lo cual supone para mí una noche con muchos despertares y el amanecer agotada :/ Así que no sé si sea lo mejor para uno como mamá !

    • LactApp lactancia dice:

      Hola Susana, cierto es agotador sin ninguna duda. Nadie dice que esto de la lactancia y las obligaciones laborales sean fáciles de conciliar. Sé que te parece que es muy mayor pero con 20 meses aún no tiene el sueño similar al de un adulto, cosa para la que aún le faltan un par de años.

  3. Rquel dice:

    Hola! Gracias por este post! Lo voy a imprimir para enseñarlo a muuucha gente… Todo el que diga: “¿aún con la teta?” “tendría que aprender a dormir sólo” “está muy enganchado a la teta”… Mi niño hará 20 meses y sólo se duerme con la teta, y yo encantada de la vida! Son pocas las noches que hemos dormido del tirón des de que nació, pero me da igual, llegará un día que ya dormiremos las noches enteras (o no, jejeje), pero estaré orgullosa y contenta de haber tenido que despertarme las veces que sean necesarias por mi niño y haber podido ofrecerle su pecho que tanto le gusta. Aunque vaya con ojeras de oso panda me da igual, lo primero es él, su bienestar y su felicidad; y no sé que tenemos las madres que acabamos sacando energía y fuerza de no se sabe dónde!
    Claro que también hay que decir que esto dependerá mucho de cada madre y de cada caso… Porque también reconozco que alguna noche he maldecido la teta, jejeje 😉
    Sea como sea, gracias y felicidades por el post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *