La lactancia durante el embarazo

La lactancia durante el embarazo

LactApp_embarazo_lactancia

Cuando una madre lactante se queda embarazada, se puede encontrar con sentimientos contradictorios y dudas sobre si seguir o no con la lactancia del hijo mayor. Incluso puede llegar a oír comentarios negativos sobre seguir dando el pecho durante el embarazo, que pueden venir tanto de familiares y amigos, como de profesionales sanitarios.

Existen muchos miedos y mitos asociados a esta situación: aumento del riesgo de aborto, que los bebés o la madre sufran carencias nutricionales, que el hermano mayor no deje calostro ni leche suficiente para el recién nacido, que la leche sea “mala” para el hermano mayor y le haga daño…

Vamos a desmontar estos mitos: ¿qué pasa con la glándula mamaria durante el embarazo?

Durante las primeras semanas de embarazo, cuando muchas veces la madre aún no se ha dado cuenta de que está embarazada, aumenta la sensibilidad en los pezones debido a la modificación hormonal que se está produciendo. A partir de las 10 semanas, se puede empezar a percibir una bajada en la producción de leche.

El hermano mayor, dependiendo de la edad, puede expresar, ya sea con palabras o con nerviosismo al mamar, la bajada de producción. En este momento, algunas madres se plantean si pueden hacer algo para seguir teniendo leche, pero no hay nada que hacer, ya que la glándula ha empezado a involucionar, es decir, se está preparando para la lactancia del futuro recién nacido.

Más de un 60% de los bebés se destetan durante el embarazo, mientras que algo más de un 40% sigue mamando, aunque sin leche.

¿Qué puede sentir la madre que amamanta durante el embarazo?

  • Aumenta la sensibilidad de los pezones y la madre puede llegar a sentir dolor. Esta molestia suele disminuir durante el tercer trimestre
  • Es habitual tener sentimientos ambivalentes respecto al hijo mayor, y pueden ir en aumento a medida que avanza el embarazo
  • En ocasiones, se aprecia calostro, en forma de pequeñas costras encima del pezón que se desprenden al lavar el pecho.
  • Los niños a veces explican que la leche está mala o tiene mal sabor. El calostro es más salado que la leche, no es tan dulce ni tan sabroso. Si toman calostro es posible que presenten deposiciones más abundantes y más líquidas por su efecto laxante

¿Existe algún riesgo para la madre, el bebé o el feto?

 

Seguir amamantando durante la gestación es un proceso que no está exento de mitos, todos ellos muy negativos y que reflejan el desconocimiento de la sociedad acerca de la lactancia.

Se afirma que amamantar durante el embarazo es muy peligroso para la madre, el hermano mayor y el bebé que se está gestando. Además, se suelen alegar todo tipo de motivos:  que este proceso puede producir contracciones, que aumenta la incidencia de aborto espontáneo, que puede afectar al crecimiento del feto o determinar su futura sexualidad, que puede causar un parto prematuro, que para la madre es un gasto metabólico excesivo, que la leche que produce es mala, que puede hacer daño al hermano mayor o hacerle enfermar, etc.

Nada de esto es cierto.

Si tu embarazo va bien, puedes seguir con la lactancia. Recuerda que durante los primeros meses de vida puedes sentir molestias en los pezones y sentimientos de rechazo hacia tu hijo mayor. Ten en cuenta también que la producción de leche va a disminuir: así pues, si tu bebé tiene menos de un año, deberás complementar su alimentación con leche artificial.

Solo es aconsejable dejar la lactancia durante el embarazo si tu médico te prohíbe mantener relaciones sexuales, si tienes el útero irritable o si sufres cualquier circunstancia que implique un riesgo de aborto. En estos casos, se debe valorar cuidadosamente la situación.

Cómo afrontar los primeros días del tándem:

  • Después del parto, la subida/bajada* de la leche se produce normalmente con más rapidez y, a veces, en pocas horas se deja de producir calostro para empezar a producir leche
  • No hay razón para limitar el acceso al pecho al hermano mayor después del parto, hay calostro para los dos. Si tienes miedo de que el pequeño se quede sin calostro puedes ofrecer el pecho que más produce al recién nacido y el que menos produce al hermano mayor.
  • Lo mismo ocurre cuando se produce la subida/bajada de la leche. Hay leche para todos y los recién nacidos casi siempre aumentan más rápidamente de peso que sus hermanos a la misma edad.

Por tanto, ya ves que la glándula mamaria se prepara y da prioridad siempre al recién nacido y, para el mayor, volver a tomar calostro y leche de transición es todo un regalo inmunológico!

*La subida de la leche y la bajada de la leche son el mismo concepto. En España se habla de subida y en algunos países latinoamericanos, por el contrario, se habla de bajada.

_________________________________________________________________________

Descarga LactApp, es gratis:

apple-store-logo-png

Botonesdescarga-01

 

 

Share

0 comentarios sobre “La lactancia durante el embarazo

  1. Hola,buenos días
    Acabo d leer el artículo y me despeja una duda que mantenía hasta el día de hoy,y era que si mi hijo mayor los últimos meses de embarazo d su hermana, si cuando mamaba sacaba leche ya que no lo oía tragar y yo por mucho que me exprimiera no veía salir ni gota.
    Pregunte al grupo de apoyo de lactancia y me decían que si,que seguía teniendo y que ellos sacaban….El igualmente mamó hasta el día antes de nacer su hermana, se durmió con su tetita y a la vuelta a casa lo intento pero decía que había mucha leche y tras varios intentos y parecer que no le terminaba de convencer se destete solito. ..con la mayor pena de mi corazón pues creo que si no hubiese sido por el embarazo aun seguiría con ella.
    Es cierto,la sensibilidad en los pecho es bestial,yo me plantee el destete por no poder aguantar,y finalmente reducimos muchas tomas y casi todas las nocturnas por lo que podía descansar y era más llevadero.
    Muchas gracias por la información, ya me ha quedado claro ,ya no diré que me hijo tomo pecho 34 meses ,si no unos poco menos…

    1. Hola que buena experiencia! Mi bebe tiene 15 meses y embarazada de 7 semanas, me gustaria iniciar con destete nocturno es demasiado agotador. Como hiciste?

  2. Hola!! estoy a puntito de imprimir varias copias de este articulo y llevarlas siempre en el bolso!!!! Mi nene mayor tiene 26 meses y sigue tomando teta, Ahora estoy embarazada de 10 semanas y por suerte no he tenido tanta sensibilidad en el pecho como decis, asi que seguimos tan felices
    Eso si, los consejos e “indicaciones” que tengo que oir todos los dias aburren a maria santísima!!!

    Gracias por aclarar tantas dudas, de veras que estoy por imprimiros…. jeje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *