Lactancia materna después de una cesárea

lactapp-lactancia-y-cesarea

Las rutinas hospitalarias en muchos países todavía no permiten en muchos casos humanizar las cesáreas y hacerlas menos traumáticas para la nueva familia. Normalmente no se permite la presencia de la pareja en el nacimiento por cesárea, ni mantener un primer contacto con piel que fomente un inicio adecuado de la lactancia. Las madres son trasladadas a reanimación donde pueden estar unas horas sin sus bebés. Y los padres pueden acabar dependiendo de la buena voluntad de algunos profesionales más sensibilizados con la realidad que viven las familias en estos casos.

 

¿Qué puedo hacer para facilitar la lactancia?

Si la cesárea ha sido de urgencia o inesperada no podemos hacer planes. Pero en el caso de una de cesárea programada, y si tenemos claro que queremos dar el pecho, en primer lugar nos va a tocar investigar los protocolos del hospital. Si se trata de un centro restrictivo o por el motivo que sea sabemos que vamos a estar unas horas separados de nuestros bebés, y no es posible cambiar de centro, nada mejor que tener un par de cosas listas.

A menudo los bebés nacidos por cesárea están bastante dormidos tanto debido a la anestesia como a la manera de nacer, recordemos que el proceso de parto activa tanto al bebé como el cuerpo de la madre para producir leche. Y si llegan somnolientos o desconcertados a veces les cuesta pedir y están adormilados.

Si la cesárea se ha producido por una pérdida del bienestar del bebé, y esto causa que madre y bebé estén separados, y el pequeño tenga que estar ingresado sin que exista la posibilidad de dar el pecho, nos tenemos que poner manos a la obra y empezar, antes de las 8 horas aproximadamente, a estimular el pecho y extraer manualmente calostro cada 2-3 horas. El calostro se puede guardar para que se lo den al bebé cuando esté listo para empezar a comer.

Recordad que la cesárea en sí misma no retrasa la subida de la leche, lo que puede causar un retraso en la subida son las rutinas hospitalarias que dificultan un buen inicio de la misma.

 

¿Qué posturas son las mejores?

Cuando por fin están los dos juntos, la madre tendrá más o menos dolor en la zona de la intervención y es muy posible que también esté cansada. Es vital encontrar una posición cómoda para amamantar. A veces, las madres se sienten mal porque no pueden hacer todo lo que quisieran debido al dolor y a la movilidad reducida que tienen posterior a la intervención, no podemos olvidar que una cesárea es una cirugía mayor. Pero existen posturas que permiten amamantar estos primeros días evitando golpes en la zona dolorida el abdomen.

 

Postura ventral: en primer lugar se puede intentar colocar al bebé encima de la madre. Para proteger el abdomen de golpes va genial una almohada fina, de las que usan para las sillas de exteriores. De esta manera, podemos resguardar la herida sin modificar la postura del bebé.

Postura lateral: también protegiendo la barriga con la almohada son muy útiles si la madre se puede poner de lado, en paralelo con el bebé para que este se pueda agarrar al pecho.

Lateral inversa: sí, es una un poco rara pero que va bien cuando no disponemos almohada. Madre y bebé se colocan en paralelo pero a la inversa: cabeza / pies, pies / cabeza. De manera que los pies del pequeño se dirigen hacia la cabeza de la madre, de esta manera, no hay riesgo de recibir ningún golpe inesperado.

 

Como en cualquier lactancia, es importante recibir el apoyo profesional y familiar, que permita a la madre sentirse arropada y atendida en todo momento. Atender a un recién nacido después de una operación mayor como una cesarea, es un esfuerzo físico muy importante y la madre debe recibir el máximo de ayuda y atenciones para que pueda recuperarse a la vez que atiende las demandas del bebé.

 

Te recordamos que la app de LactApp es GRATUITA

Consigue respuestas personalizadas sobre vuestra lactancia, ya desde el embarazo:

DescargarAndroid Descargar IOS
Share

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *