“Hoy se acaba lo que una vez lo fue todo: la teta”

Ya está. Después de dar los últimos coletazos, parece que nuestra lactancia se ha desvanecido convirtiéndose en abrazos y besos, en juegos y charlas, en sonrisas cómplices y en un bonito recuerdo que asomará siempre en mi memoria. Me encantaría que también lo hiciera en la suya para poder disfrutar mucho tiempo de lo que una vez lo fue todo: la teta.

A pesar de que a los 38 días de mi pequeña sufrí un accidente de tráfico que nos tuvo separadas 2 meses y que me causó unas lesiones que me impidieron cuidarla temporalmente. Con muchísima ayuda, tanta que no cabría en este texto, conseguimos retomar nuestra lactancia y nuestra vida. Algún día contaré nuestra intensa y bonita historia, pero no quiero ni puedo dejar de dar las gracias a todas las personas maravillosas que pasaron por nuestra vida a ayudarnos y a regalarnos tanto amor. De todo ese amor nació LactApp.

Y vuelvo al ahora. A mi pequeña. A lo que ha sido nuestra lactancia. Como cualquier final, es inevitable mirar hacia atrás, hacia ese inicio con baches que ahora parecen más pequeños, las crisis, el sueño, las separaciones, mastitis… todo se diluye en una mezcla de gratitud, tristeza y satisfacción.

La lactancia pasó de ser un tema del que ocuparse a formar parte de nuestra normalidad, de nuestros recursos, de nuestra realidad. No puedo decir que haya sido fácil porque hubo dificultades, porque no siempre encontré apoyo o respeto. Hubiera agradecido menos miradas, menos comentarios, menos prejucios a mi alrededor… Pero mi pareja se convirtió en un muro infranqueable de nuestras decisiones, jamás he estado tan convencido de algo y esto nos hizo libres.

Dejé que mi hija tomara las riendas de su lactancia. Era fácil y cómodo. Solíamos coincidir acerca de cuándo nos apetecía refugiarnos en la teta. Y cuando no coincidíamos, nos poníamos de acuerdo. Poco a poco vi cómo dejaba de tener ese papel fundamental, como se convertía en algo sustituible… y me iba creando este sentimiento ambivalente que sientes en las despedidas.

Así que, a pesar de los momentos difíciles, recordaré nuestra lactancia como un regalo que nos hemos hecho, como una experiencia que nos ha regalado la vida a ambas.

Por propia experiencia sé que la lactancia en niños mayores suele impactar. ¡Yo misma me quedaba de piedra cuando veía a niños de más de 1 año mamando! Pero también es cierto que justamente el hecho de conocer que existían hizo que me sintiera respaldada para continuar con la lactancia tal y como deseaba.

Así que, no para convencer a nadie sino para compartir experiencias reales, comparto hoy la historia de nuestra lactancia. La que muchos creyeron que se perdería al inicio y que ha podido convertirse en lo que queríamos hasta que quisimos.

Gracias Laura, t’estimo.


Descarga LactApp gratis

LactApp es la app que te acompaña durante toda tu lactancia y te ofrece respuestas personalizadas según tu perfil y el de tu bebé. Puedes usarla ya desde el embarazo y hasta el momento de destetar.

DescargarAndroid Descargar IOS
Share

También te podría gustar...

5 Respuestas

  1. Maria dice:

    Em cauen les llàgrimes.
    21 mesos i també en procés de comiat.
    Una abraçada.

  2. Andrea dice:

    Que historia tan emocionante!! Yo llevo 16 meses, un principio duro también con grietas al salir del paritorio, pezoneras hasta los tres meses, un frenillo que molestaba y mal operado, poca producción…con ayuda de algún suplemento fuimos sobreviviendo y hoy día cuando le digo “quieres teta?” Se vuelve loco! Aunque alguna noche cansa el tener la “teti” irritada, no pienso todavía en el día que le digamos adios.

  3. Laia dice:

    Maria que palabras tan bonitas para explicar tu experiencia. Tu fuiste mi angelito en mis inicios y desde la distancia y con una app de por medio se que lo seguirás siendo. 😘

  4. Mireia dice:

    Yo llevo ya 20 meses y mi hijo sigue queriendo su tetita cuando le hace faltad cuando llego de trabajar,para dormir por la noche,para consolarse tras un berrinche..en fin aun sigue queriendola y yo ofreciendosela gustosa..tambien es verdad que hay noches en las que me gustaria que le gustase un poquito los chupetes!!! Jajajaja pero bueno no he conocido a ningun niño con bigote que siga mamando..asi que hasta que decidamos sera nuestro momento y nuestro vinculo mas fuerte.

  5. Marjory dice:

    Primeramente felicitarte y decirte que Gracias a eso Muchas mujeres hoy podemos decir que hemos logrado este bello camino… Con nada de apoyo en mi país al respecto de la lactancia y menos familiar el único lugar donde encontré apoyo y refugio fue lacctapp infinotas gracias!!! 😍😍😍😭😍😍

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *