Gracias mamá… #FelizDíadelaMadre2017

El año pasado en estas fecha estaba rajando como una poseída, en otro blog, sobre el día de la madre, rajaba sobre el consumismo, sobre la falta de conciliación, sobre lo abandonada que tiene el sistema la maternidad…

Este año no me apetece para nada hacer un discurso de este tipo, este año lo que me apetece es visibilizar… hacer un homenaje, pero no a cualquier madre, sino a las nuestras, a la mía…

Gracias mamá por gestarme y por parirme, y hacerlo tumbada, con la sala llena de médicos y medicada hasta las cejas por obligación, sin queja alguna, en silencio, y aun así, acogerme con toda la energía, con el mimo más auténtico, con el amor más profundo…

Gracias mamá por tenerme entre tus brazos, y aunque dolorida en cuerpo y mente, no perder tu sonrisa maternal, dulce protectora… sabia luchadora.

Gracias mamá por darme el pecho con “leche rancia”, por intentarlo, por dejar que trepara hacia ti; gracias mamá por dejarme luchar y dejarme saborear, aunque muy poquitos días, tu delicioso pezón. Gracias por correr a comprarme un biberón y leche artificial cuando te dijeron que tu leche no era suficientemente buena para mí. Gracias por hacerlo con tanto cariño y tanto amor, gracias por no querer poner en riesgo mi salud y decir que sí….

Gracias mamá por alimentarme, por mecerme, por hablarme… Gracias mamá, dulce protectora… sabia luchadora.

Gracias mamá por hacer caso a los pediatras y cuidarme tanto como pudiste; gracias por no dejar que me pasara nunca nada. Gracias mamá por las bañeras cuando tenía fiebre, por los antibióticos, por los antitérmicos… Gracias mamá por tus eternos y dulcísimos besos en la frente, gracias por tus abrazos, por tus risas, por correr a urgencias con mi otro hermano a cuestas cuando lo creías necesario, gracias por poner cara de pánico cuando nos vacunaban y mostrar tan cálida empatía, gracias por maternar como lo hacías. Dulce protectora… sabia luchadora.

Gracias mamá por maternar y paternar a la vez SIEMPRE, por acordarte de todos los detalles de nuestras tres vidas, gracias por no titubear y no perder tu sentido del humor; gracias por contarnos mil historias, por hacernos reír como lo hacías, por enseñarnos el mundo, mostrarnos la vida, gracias por darnos flores, árboles, jardín. Gracias mamá… dulce protectora, sabia luchadora.

Gracias mamá por seguir haciéndolo cada día, por seguir maternando a mis 35 años, por querer seguir cuidando de mí, por protegerme frente a los errores garrafales que todas cometemos…

Gracias mamá, te agradezco que entiendas que todo lo que hago con mis hijos, lo hago maternando igual que lo hacías tú, no porque me crea ni mejor ni peor, sino porque tú me enseñaste a buscar y seguir mi propio camino, y tanto aprendí, que también gesto y paro con alegría, que también alimento buscando lo más puro para mis bebés, que también les hago bajar la fiebre y les mezco, y les hablo, también corro a urgencias, tampoco titubeo, también hago reír a mis hijos, les cuento historias y les acompaño por el mundo y por la vida.

Gracias mamá por entender que lo hacemos diferente pero exactamente igual: desde la más profunda convicción de que nuestro camino es el que queremos seguir, desde el amor más profundo, desde el amor de madre, desde la dulce protección, desde el instinto, maternando y luchando, abrazando y queriendo.

Felicidades mamá y gracias, muchas gracias.

La app de LactApp es GRATUITA

Consigue respuestas personalizadas sobre vuestra lactancia.

DescargarAndroid Descargar IOS
Share

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *