¿En qué se parecen el Baby Led Weaning y la lactancia materna?

El Baby Led Weaning (BLW) es un método de alimentación autorregulada por el bebé

Al contrario que el método más tradicional para incorporar nuevos alimentos, mediante esta práctica no se ofrecen como purés o triturados, sino en la forma y consistencia adecuadas a su capacidad para agarrarlos, masticarlos y deglutirlos o tragarlos.

Veamos qué otras características tiene y algunos de los puntos en común con la lactancia materna.

Según algunas personas “tu leche no alimenta y el BLW, tampoco”

Como ya se ha dicho en una publicación de LactApp, “si te dicen que tu leche no alimenta o que es agua o que de la teta sale aire…llama al Vaticano” porque desde luego estás ante un verdadero milagro.

La leche materna es el alimento más completo y seguro para el lactante. Su composición y volumen varían en función de los requerimientos del niño. Aporta todos los elementos nutritivos que precisa el niño en los seis primeros meses de vida, y sigue siendo un alimento esencial hasta los dos años, junto a otros alimentos.

Si además añadimos los compuestos inmunológicos, hormonas, enzimas, factores de crecimiento… que contiene, es verdad, no alimenta, hace mucho más que eso.

En referencia al BLW, la sensación de que el bebé no come y por tanto, no se esté nutriendo adecuadamente, puede derivar de diferentes creencias erróneas:

  • Pensar que el bebé precisa comer mayores cantidades de las que de verdad necesita.
  • En el BLW es el propio bebé quien coge los alimentos y decide cuánto comer, atendiendo a sus señales fisiológicas de hambre y saciedad. Puede darnos la sensación de que acaba más comida en el suelo o en el plato que en su boca, pero hemos de confiar que nadie mejor que nuestro bebé sabe cuánto necesita comer.  

En cuanto a qué alimentos ofrecerle para asegurar un buen aporte nutricional, puedes acudir a un Dietista-Nutricionista pediátrico para asesorarte adecuadamente.

El BLW y la lactancia materna tienen un papel protector frente a la obesidad infantil

Hay diferentes hipótesis que explicarían el papel protector de la lactancia materna en el sobrepeso y obesidad del lactante. El contenido de hormonas relacionadas con el equilibrio energético o la regulación de la ingesta o su implicación en la microbiota intestinal del bebé, son solo algunas de ellas.

Aunque falta seguir investigando al respecto sobre el método BLW, el hecho de respetar el “no quiero más” o “tengo hambre”, es una de las mejores formas de evitar el exceso de peso y de favorecer una mejor relación con los alimentos.

El BLW supone un ahorro económico y la lactancia materna, también

Ya lo decía uno de los objetivos de WABA, en la Semana Mundial de la Lactancia Materna en 2016: “La lactancia materna es una forma natural y de bajo costo de alimentar a los/as bebés, niñas y niños. Es asequible para todo el mundo y no es una carga para el presupuesto familiar”.

Con el método de alimentación complementaria del que hablamos, el bebé debería comer lo mismo que nosotros, es decir, comida real. De esta forma, aparte de añadir numerosos beneficios para su salud, también nos ahorramos el gasto que supone comprar “productos especiales para niños”.

Seguro que se te ocurren muchas más cosas en común entre estas dos formas de alimentación. ¿Nos las cuentas?


Iria Quintáns

www.iriaquintans.com — Instagram Facebook

Ser madre me ha dado otra perspectiva de la vida. Ha sido como volver a nacer, como volver a aprenderlo todo. Pero en familia. Soy Iria Quintáns, Dietista-­‐Nutricionista, emprendedora y apasionada de todo lo que hago.


La app de LactApp es GRATUITA

Consigue respuestas personalizadas sobre vuestra lactancia.

DescargarAndroid Descargar IOS
Share

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Patricia dice:

    Es que la gente tiene la falsa creencia de que como el bebé come sólido, pues no come nada. Y no es así porque se olvidan de que su alimento principal sigue siendo la leche. Yo he practicado BLW con mi hija y nos ha ido estupendo.

  2. Karla Morales dice:

    Prueban más sabores que con la leche artificial y los purés

  3. Paola Montoya dice:

    Yo quiero empezar este método con mi bebé de 6 meses pero me surgen dudas como después de probar que no le den alergias etc. En qué momento puedo aumentar sus dosis por decirlo así es decir si empezando se le ofrece una vez al día segun tengo entendido cuando se empieza a ofrecer más veces

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *