El destete, a veces, es cosa de una…

Es común, mucho más común de lo que parece, que con una lactancia feliz, los meses pasen y no nos planteemos el destete a corto/medio plazo, pero de pronto, el niño ha crecido, casi sin darnos cuenta, y a veces por un nuevo embarazo, una subida creciente de demanda de nuestro hijo/a, a veces porque la vida es así, la palabra “destete” empieza a asomar por nuestras emociones, cada vez con más fuerza.

Llega un día, uno de estos donde la agitación toma protagonismo y más si estamos en plena “temporada de rabietas”, que decidimos buscar información, porque el mero hecho de pensar en el destete nos abruma, pero el hecho de seguir dando la teta nos abruma muchísimo más, es entonces cuando piensas en esa famosa frase que has leído absolutamente en todos los sites dedicados a la lactancia materna: “La lactancia es cosa de dos.”

Vale pues, si es cosa de dos, yo ya no quiero continuar, por lo tanto la lactancia se debe terminar.

Os invito a poner en google “Destete niño 2 años”.

Cuando leemos, lo más común son técnicas como el “no ofrecer no negar”, “saltarse tomas”, “hacer tratos o intercambios” y un largo, etc.

También nos encontramos con una larga lista de frases culpabilizadoras como:

“Reflexiona, la lactancia es un regalo para tu hijo”, “Piensa que les estás quitando su bien más preciado”, etc. Tal y como leemos todos estos artículos tenemos clarísimo que estos manuales de instrucciones no han tenido en cuenta muchísimas madres e hijos donde llámale por temperamento o por situación, nada parece funcionar.

Me gustaría entrar en el tema y para que sea sencillo un tema tan tremendamente complejo, lo ordenaré por mitos:

Mito 1. “Cuando el bebé tiene dos meses y mama día y noche, las sabias palabras de tu alrededor te animan diciendo: “Tranquila, poco a poco espaciará las tomas y podrás relajarte”.

Que podrás relajarte, sí, eso es cierto, pero no porque el niño espacie las tomas, sino porque tú te adaptarás a su demanda y tu bebé cada vez succionará con más efectividad, con lo que en pocos minutos sacará lo que necesita, y aquellas tomas eternas de chupeteo calmante, cada vez irán a menos.

Mito 2. “La lactancia es el bien más preciado que le puedas dar a tu hijo”:

Vale, no negaremos para nada las súper propiedades de la leche materna, pero, perdón: el bien más preciado para nuestro hijo es el amor, el amor de su madre, el amor incondicional, no la lactancia materna en sí.

Hay muchas maneras de expresar el amor y muchas maneras de no expresarlo, y dar el pecho en contra de tu voluntad es una de esas maneras de no hacerlo, por lo tanto, dar el pecho a desgana, no, no es para nada el regalo más preciado.

Mito 3: Si quieres destetar, reduce tomas.

¿Cómo? Pero, ¿la lactancia materna no era a demanda? ¡¡¡¡Aquí hay algo que me he perdido!!!! ¿Cómo elimino tomas cuando una tarde toma 4 y otra toma 8?
Si ha llegado tu momento y lo tienes claro:

1. No ofrecer no negar: esta técnica está muy muy bien, sobre todo para bebés más pequeños o para los niños/as que realmente ya no muestran un interés intenso en la lactancia materna, pero para bebés demandantes que piden pecho a cada esquina y maman con devoción a cada toma, este ofrecer no negar no funciona, a no ser que tengas claro que el plazo será muy largo, hablamos de meses o años.

2.  Negocia, explícale, sustituye tomas por cosquillas: vale, lo mismo que antes. Esto puede funcionar, no diré que no, pero funciona solo con algunos niños/as, con otros/as sencillamente no, no funciona.

Una vez cuando estaba en pleno destete hablé con la Dra. en pediatría Hortensia Vallverdú y me dijo una gran verdad: “Para ti, tu teta es tuya pero para él, es suya”

Y aquí conseguí un gran eureka: Claro, él ha nacido con la teta en la boca y la ha tenido a su demanda, ahora explícale que se acabó. Está claro que estamos en un gran conflicto: yo quiero mi teta y él quiere su teta, però su teta y mi teta está pegada a mí.

Es imposible, TOTALMENTE IMPOSIBLE, que a partir de aquí, y habiendo probado métodos de manual sin éxito, el destete sea dulce.

No, no lo va a ser. Tu hijo/a va a llorar, va a gritar, va a patalear, y tu también lo harás. Esta es una realidad que no suele ser contemplada en los manuales de uso, pero es así, y sobre todo si estamos hablando de bebés de 1 a 4 años.

Sí, la lactancia con bebés/niños que ya se han reafirmado como un ser individual, bebés que tienen clarísimo lo que quieren y el sentido de la propiedad es totalmente egocéntrico, pueden ser protagonistas de una lactancia caótica y a menudo muy tirana, un destete en esta edad puede ser sencillo como en muchos casos lo es, o puede ser muy complicado como en muchos otros casos también lo es.

¿Qué nos queda? Acompañarnos mutuamente. Saber, que este drama va a durar muy poquitos días, darle todo el amor que podamos, abrazarnos y si nuestro/a hijo/a nos rechaza, respetarlo, quedarnos cerca pero con la distancia que precise, usar todos nuestros recursos, todo nuestro amor, darnos permiso para llorar con ellos y pasará… ¡Claro que pasará! En pocos días nuestro bebé irá entendiendo lo que significa la palabra fin, y lo aceptará, porque no le quedará otra.

¿Y no se traumatizará? Hablando desde el rigor, no hay ningún estudio que revele niños traumatizados a causa de un destete “forzado”. Es un tema de frustración, sí, se frustraran, y mucho, y con ello aprenderán, igual que aprenderás tú también.

Hay métodos intermedios cuando te das cuenta de que el destete no va a ser dulce y va a tener que ser radical como ponerte tiritas en los pezones, untarte los pezones con ajo o mordex, irse de casa unos días…

Algunos de estos métodos pueden parecer pocos respetuosos con el niño.

Decir sobre esto que maternar también es encontrar el equilibrio entre sus necesidades y las nuestras. La crianza con apego no es solo dar al niño todo lo que necesita, sino hacerlo con amor y con respeto y debemos respetarnos a nosotras también, encontrar el ritmo, encontrar los límites y maternar con alegría.

La app de LactApp es GRATUITA

Consigue respuestas personalizadas sobre vuestra lactancia.

DescargarAndroid Descargar IOS
Share

También te podría gustar...

12 Respuestas

  1. Sarai dice:

    Gracias por tan bello post me he identificado con el

  2. susana dice:

    Perfecto… Sencillamente la vida misma. Gracias.

  3. Marisa Retana dice:

    Muchas gracias mi peqeña Sara de 2 años ama su teta y yo ya estoy un poco cansada. Super identificada con la información

  4. Gemma dice:

    Estupenda información. Muy muy buena. Me h encantado . Muchas gracias

  5. Ana dice:

    Hace 5 dias que he destetado a mi hijo dd 2 años por una agitacion brutal desde que nació mi pequeña hace 2 meses, ha sido durisimo tomar la decision y llevarla a cabo, este pot me hubiera ido genial para empoderarme, ahora me ha servido para reafirmarme. Muchas gracias!

  6. Naomy Castellanos dice:

    Hola yo acabo de destetar a mi hijo después de 30 meses de LM, hace 4 días, pero quisiera algún consejo para secar la leche o hasta cuándo Esta se dejará De producir por si sola, cabe mencionar que estuve llevando destete respetuoso por Varios meses pero desde hace 4 días no le he dado ni una sola vez. Tengo muy poca Molestia pero quiero prevenir empeore, gracias.

    • admin dice:

      Hola Naomy,
      Si no tienes molestias no hace falta que hagas nada. La leche tarda años en desaparecer totalmente, evidentemente si no lo aprietas ni manipulas el pecho no vas a saber que tienes leche y solo en el caso que lo hagas verás asomar pequeñas gotas transparentes.
      Como te digo no es necesario “secar” la leche, la involución de la glándula es un proceso fisiológico en el que no es necesario intervenir.

      Saludos

  7. Mariana Casado Batanero dice:

    Me ha encantado leer esto, pues esto desesperada y solo lee destete respetuoso y madres que dicen que todo pasa que son etapas, y digo yo que como cada bebe es como es lo mismo no les ha tocado una como la mia que te muerde mientras te esta trepando y cambiandose de lado constantemente, que mamar ya no es placentero para mi sino un momento en el q lo paso mal y eso tb se lo trasmito a ella!! tiene 16 meses y ya lo he intentado todo en dos mese. Hoy he decidido comprar mordex, aunq primero intentare con tiritas pero ya lo he decidido. Quiero que mi hija se relaje conmigo abrazandola besandola mesiendola, lo q haga falta pero ella y yo no teta y ella q al final es lo que hay, haciendome sentir una teta.
    Gracias

  8. Maria dice:

    Me ha gustado mucho la publicación, estoy cansada de leer artículos en los que insisten en que el destete llega de forma natural y sin peleas y que lo único que tiene que hacer una es sentarse a esperar.. Yo de momento ya he tomado la decisión que ha sido el paso mas difícil.. Y de momento lo estoy haciendo de forma gradual, ya he conseguido que tome solo para dormir.. Lo cual era impensable hace dos semanas! Prefiero hacerlo así aunque tarde un pelin mas tiempo.. En fin, ánimo a todas!

  9. Marta dice:

    Hola yo aun le doy teta a mi hijo mayor de cuatro años y a mi bebe de 9 meses.. siempre he estado encantada y es muy bonito,pero simplemente estoy agotada..duermo con ambos enganchados tooda la noche, y no puedo seguir asi6con la peque durante otros 4 años.. quiero quitarsela a ambos cuando cumpla el año, antes de que ella sea consciente de que la quiere como su hermano y sea mas dificil emocionalmente.. se que al maylr le va a costar.. pero por las mañanas cuando me levanto de la cama y ae despierta y no estoy…pfff viene corriendo a pegarme,pataleando y chillando como un histérico obligandome a acostarme con el otra vez y darle teta..le es imposible dormir sin ella..mi casa esta hecha un caos.., cuando no estoy con uno estoy con otro.
    Es todo para mi sola. Es muy agresivo cuando no puedo darle y quiero que acabe.
    Por las noches cuando quieren dormir tengo que acostarme con ellos y ya no puedo moverme, se que va a ser muuuy dificil es cambiar totalmente se rutina. .
    Otro problema y este ha sido el definitivo es que cada dos por tres tengo mastitis,me ha dado unas cinco veces seguidas con su correspondiente fiebre etc. Y ya no puedo mas!

  10. Ester dice:

    Muchas gracias,
    Llevó día y medio sin dar pecho, después de 3 años y 4 meses. La lactancia a sido lo más bonito que he vivido.
    Mí niña solo tomaba para dormir, pero ya es muy lista, me pide ir a la cama, se pasea de un pecho a otro, no se relaja, al final quiere volver al salón, y le tengo que quitar la teta para que se duerma con la correspondiente rabieta.
    Y lo peor, apenas come, no quiere probar nada nuevo, ni siquiera cosas que debería encantar a cualquier niño como unos macarrones o un poco de pollo rebozado.
    Ahora lo estamos pasando muy mal, yo sólo quiero llorar, y cuando me pide su “tetita para dormir” se me derrite el alma.
    Tomé una determinación, dudo si fue la correcta, pero tampoco quiero seguir así, ella sola no se destetara, lo he intentado y podríamos seguir así dos o tres años más.
    Ahora empieza el cole, y tiene que quedarse a comer, como explicó que la nena no come (ni un solo bocado) porque éso no entra en las cuatro cosas que acepta comer y luego espera su tetita de la siesta.
    Me veo superada por la situación y lo único que encuentro para consolarme son artículos que me dicen que siga reduciendo tomas, que ella lo ará por si misma.
    Gracias por mostrarme que no soy la única que pasa por esto, intentaré ser fuerte y abrazar a mi pequeña tanto como me deje.

  11. Patricia Sánchez Loureiro dice:

    Pues gracias por la información, muy buen escrito el artículo. He decidido dejar de dar el pecho a mi niña de quince meses y la verdad que esta siendo duro, pero con ayuda de su padre y un poco de picardía parece que vamos poco a poco dejando las tomas. Sólo comentar que si que es cosa de dos , pero también en mi caso su padre se implicó en mi lactancia en todo momento y me ayudó cuando fue mal, también me va ayudar a dejarla,creo que lo más importante es la seguridad de que estas apoyada y que tomas una buena decisión para toda la familia.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *