Debo viajar por trabajo, ¿cómo mantener la lactancia?

No vamos a tratar la (in)compatibilidad de la vida laboral con la lactancia en muchos países, creo que eso ya está suficientemente claro que hay que revisarlo y mejorarlo. En este artículo vamos a dar ideas sobre cómo afrontar un breve viaje de trabajo (o cualquier otro viaje) y muchas de las dudas que nos pueden asaltar: ¿Qué le ofrecen en mi ausencia? ¿Tengo que extraerme leche? ¿Puedo transportar mi leche? ¿Afectará a nuestra lactancia?

lactapp-lactnacia-viaje-trabajo

Planificación

Si te tienes que ausentar varios días y lo sabes con antelación, puedes ir preparando un “banco de leche”, que es una reserva de leche materna para que puedan alimentar a tu bebé en tu ausencia con tu leche.

Saber la cantidad de leche que necesitamos tener en reserva no es nada fácil. Para empezar,  no podemos prever qué cantidad de leche va tomar tu bebé, y, además, va a tomar más o menos cantidad dependiendo de la edad que tenga y de cómo reaccione a la separación. En este caso, la recomendación sería congelar una gran cantidad de leche en pequeñas cantidades para que vayan usándola a medida que la necesiten y eviten desecharla innecesariamente.

Aún así, para hacer los cálculos de lo que debemos dejar en depósito, podemos calcular una media de 50 a 100ml cada 3 horas (2 a 3 oz aproximadamente). A partir de este dato, y dependiendo de los días que te vas a ausentar y de la edad de tu bebé, vas a tener que dejar más o menos leche.

Aprovecha las últimas semanas antes de tu viaje para extraerte leche e ir preparando el banco. Una vez tengas la leche, procede a etiquetarla y congelarla. En la app de LactApp encontrarás indicaciones para realizar las extracciones y conservar la leche adecuadamente.

 

Método de suplementación

Durante todo el primer año de vida del bebé, la leche es su principal alimento y la comida es “complementaria”. Por lo tanto, en ese caso deberemos tener en cuenta el método de suplementación con el que le darán la leche. La primera opción que nos viene a la cabeza es el biberón, pero existen muchas alternativas más adecuadas, y más si solamente se lo van a ofrecer durante unos pocos días. Sea cual sea el método, y sobre todo si se trata del biberón, es importante que se le ofrezca a demanda del bebé y darle solo lo que quiere y cuando quiere.

 

Tus pechos durante el viaje

Ten en cuenta que, si estás unos días separada del bebé, deberás proceder a extraerte la leche, tanto para evitar tener problemas en el pecho como para poder mantener la producción.

Puedes usar un sacaleches o realizar una extracción manual y guardar la leche en una nevera. Recuerda que puedes juntar leche extraída del mismo día siempre y cuando esté a la misma temperatura (por ejemplo, puedes dejar dos envases en la nevera y juntar la leche una vez ya esté fría).

 

Transporte de la leche

Una de las dudas que pueden tener las madres antes de un viaje así es si podrán transportar la leche si viajan en avión. Si la leche la llevas en la maleta y la embarcas no vas a tener problemas. Si es equipaje de mano y a pasar de ser comida para el bebé, que está permitida, si viajas sin bebé quizá te hagan abrir los botes para demostrar que se trata de leche.

Y en cualquier otro transporte, lo que debes tener claro es que hay que mantener la cadena de frío. En las neveras de playa para refrescos con hielo o placas de hielo, la leche aguanta 24 horas.

 

El reencuentro

No podemos prever la reacción de nuestros pequeños después de una separación de días… lo más probable es que se alegren infinito de reencontrarse con la teta y no se suelten, pero también pueden tener otra reacción más fría o reacia, o incluso estar enfadados. Debemos tener paciencia con ellos y darles tiempo para que vuelvan a mamar.

El pecho, como siempre, se regulará y adaptará a la situación sin dificultades. Aún así, si notas los pechos hinchados o te molestan, intenta asegurarte de ofrecerle el pecho a demanda o extraerte leche siempre que lo necesites.

 

Te recordamos que la app de LactApp es gratuita y está disponible en iOS y en Android.

Pruébala ahora:

DescargarAndroid Descargar IOS
Share

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *