Crisis de los dos años

LactApp_crisis_2_años

Las recomendaciones oficiales de salud materno-infantil relacionadas con la protección y la promoción de la lactancia materna animan a todas las madres a mantener la lactancia junto con alimentos un mínimo de dos años. ¿Pero qué pasa en esa etapa? No todo el mundo sabe que hay un bache más para superar.

Cada vez más madres llegan a esta etapa de lactancia y sorprendentemente a los dos años aguarda la última, inesperada y definitiva crisis de la lactancia. Suele ser duro para las madres porque no se suelen plantear que a esta edad aún pueda existir una crisis de demanda y porque si la sociedad es poco tolerante con la demanda de un bebé de tres meses lo es infinitamente menos con la de un niño de dos años. Los comentarios que la madre recibe no son nada amables: “es culpa tuya”, “tu le has acostumbrado a mamar a demanda y ahora mira lo que pasa”, “no puedes permitir que te pida el pecho de esta manera”, “no es normal que un niño tan mayor quiera tanto el pecho”… Y, evidentemente afloran las dudas y la incertidumbre por saber si hay algo que haya hecho mal…

Pero ¿qué le pasa?

Llegados a los dos años, aproximadamente, los niños empiezan a demandar el pecho de manera continua, con unos requerimientos e intensidad similar a las de un recién nacido. Lejos de estar tranquilos y de demandar el pecho de manera relajada, lo hacen de manera nerviosa y a veces hasta inquisitiva. Llegan a gritar e intentar desnudar a su madre cuando esta se niega o intenta aplazar la toma. Este comportamiento resulta muy sorprendente y no es raro que la madre se sienta angustiada y preocupada por “las maneras” de su hijo.

¿Y por qué lo hace?

Se considera que a los dos años los bebés experimentan una etapa de desarrollo similar a la de un adolescente, una etapa centrada en el no y la autoafirmación. Son capaces de hacer muchas cosas por sí mismos y se desenvuelven con soltura ante las situaciones diarias, pero a la vez esta independencia les causa muchas inseguridades y la mejor manera de saber que todo va bien es mamar, es pedir el pecho a cada momento, mamá/el pecho es el salvavidas, es la manera que tienen de encontrar refugio y sentirse seguros. Este aumento de demanda suele durar unos meses, hasta que el bebé adquiere más seguridad en sí mismo, entonces la demanda se normaliza y reduce.

¿Y por qué me lo pide de malos modos?

En primer lugar, lo piden como pueden. Nadie nace enseñado y nadie pide las cosas “ por favor” si no se lo enseñan. Cuando un bebé quiere algo no sabe nada de educación y maneras, lo quieren ya. Y evidentemente se enfadan cuando se les niega lo que más quieren en el mundo o se les hace esperar. Para ellos todo es inmediatez. Poco a poco hay que ir mostrándoles cómo queremos que pidan el pecho o negociando en qué momento pueden o no pedir. La lactancia se transforma a medida que crecen y este es un momento de gran transformación.

Es posible que te sientas sola o que en estos momentos te asalten muchísimas dudas. Si no has ido nunca, y aunque te parezca que es solo para el inicio de la lactancia, no dudes en acudir a un grupo de apoyo donde te sentirás acompañada y podrás compartir y resolver todas tus dudas.

Share

También te podría gustar...

6 Respuestas

  1. Mireia dice:

    Hola Alba,

    Ya he puesto una consulta en tu grupo de Facebook, pero la escribo también aquí para asegurarme de que la ves.

    Estoy en una situación tan difícil como bizarra en Suiza, donde se me acusa de sobreproteger a mi hijo por criarlo de forma consciente y respetuosa, y seguir dándole la teta a sus 2 años de edad. Ahora está en plena crisis de lactancia de los 2 años y es como describes en este artículo. Necesitaría saber fuentes en inglés, mejor, o quizá también en español, pero de asociaciones oficiales de pediatras o algo similar de renombre internacional para demostrar que el comportamiento de mi hijo es sano y normal y no debido a una sobreprotección inexistente (además de que me ha dicho una psicóloga que jamás se puede hablar de sobreprotección a edades tan tempranas).

    Si me puedes dar algunas pistas al respecto, te lo agradecería mucho.

    Un abrazo,

    Mireia

  2. Victoria dice:

    Hola, muy interesante el articulo, justo estoy pasando por eso, mi hija tienen 2 años y 1 mes y si exige más la teta, pero te cuento que desearía destetarla poco a poco ya que en 2 meses aproximadamente tengo que viajar por motivos de estudios por unas 3 semanas aproximadamente y no puedo llevarla, entonces me preocupa mucho no solo por el hecho que no estaré con ella ese tiempo (lo bueno que la cuidara su papá tiempo completo) si no que también como haremos con su teta, pues ella no acepta leche en biberón, además de dormir juntas desde que nacio, que puedo hacer, por favor te pediría recomendaciones.
    Mi correo: victoriapecu@gmail.com
    Muchas gracias desde ya!
    Victoria

  3. Johana dice:

    Hola mi hijo cumple dos años en 4 dias y esta mas pegado q nunca he querido comenzar a destetarlo pero no he tenido éxito. Me gustaría que me dieran unos ríos. Mi ginecóloga me ha recomendado una píldora que al tomarla para o detiene la producción de leche no se si sea brusco les pido opinión. Saludos. Salasjohana@gmal.com

  4. Almu López dice:

    Hola, Alba! En mi caso, no quiero destetar del todo pero mi hijo tiene 31 meses y, desde que nació, demanda en la noche cada 3 horas. Desde hace muchos meses la demanda nocturna ha ido un crescendo, llegando a estar enganchado a la teta tooooda la noche…en resumen, quiero destetar de noche para que ambos podamos dormir. Qué me aconsejas? El cuento de la teta cansada no me ha funcionado. Gracias!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *