Colecho seguro y lactancia

LactApp-colecho-seguro

El colecho (dormir con el bebé en la misma cama o con una cuna acoplada) favorece la lactancia materna y el descanso familiar. Eso sí, es necesario mantener unas condiciones de seguridad mínimas para que el colecho se considere seguro:

  • El bebé debe de dormir boca arriba, nunca boca abajo o de lado.
  • El colchón debe ser plano y firme. No utilizar colchones de agua o aire.
  • No se debe dormir en un sofá.
  • Debes verificar que el bebé no pueda caerse de la cama ni quedar atrapado en ningún hueco.
  • Evita el uso de almohadas, mantas con pelo, acolchados, cojines, peluches, lazos…
  • Verifica que nada pueda cubrir la cabeza del bebé.
  • Evitar arropar o abrigar al bebé en exceso.
  • No duermas en la misma cama si eres fumadora o si tu pareja lo es.
  • No fumes nunca en la habitación.
  • No duermas con el bebé si has consumido alcohol, drogas, somníferos o medicación que alteren el nivel de conciencia y tu capacidad de reacción.
  • No compartas la cama si tienes alguna enfermedad que disminuya el nivel de respuesta, como diabetes o epilepsia inestable.
  • No coleches si estás muy cansada o si alguno tiene fiebre.
  • No permitas a las mascotas compartir la cama con el bebé.

En este sentido es muy recomendable informarse bien y leer libros tan fiables y de referencia como “Dormir sin lágrimas” de Rosa Jové.

Aquí tenéis un documento promovido por UNICEF UK titulado “Compartir la cama con tu bebé. Una guía para madres que amamantan” donde se especifican las normas para un colecho seguro.

Share

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *