El bebé sabe qué composición de leche necesita

Cuando te comes una manzana puedes saber, aproximadamente, los nutrientes que te va a aportar. De todos los alimentos más o menos podemos saber ya sea por cantidad o por peso qué cantidad de nutrientes y calorías vamos a ingerir.

¿Pero qué pasa con la leche materna?

La semana pasada recibimos estas dos fotos. Leche extraída de los dos pechos a la vez con un extractor doble, ¿observais las diferencias?

Cada pecho es independiente en lo que a cantidad de leche producida y también a lo que a composición se refiere.

Ya hemos hablado de que la grasa es el componente más variable en la leche materna y en estas imágenes es muy visible dicha diferencia. De la misma manera, los otros componentes de la leche varían y se modifican a lo largo del día y en cada toma.

 

En la primera foto, la madre se sacó leche con un extractor doble. Está haciendo lactancia en tándem, tiene un bebé 9 meses y otro de dos años y medio. En el momento de la extracción hacía más de dos horas que no había mamado ninguno de los dos. Y ambos habían tomado el pecho derecho en la última toma. La leche más blanca, más concentrada, corresponde al pecho derecho.

En esta  segunda foto la extracción corresponde a la leche que está tomando un bebé de 4 meses. Su madre se sacó leche a primera hora de la mañana y el bebé realizó la toma de los dos pechos a media noche. Aquí podemos observar como las diferencias visuales de la grasa de la leche no son tan evidentes.

Y eso es muy importante, ¿no?

Pues sí, es muy importante. Y lo es porque una de las principales razones por las que la lactancia debe ser a demanda. Nosotras solo podemos observar vagamente la composición de la leche cuando la extraemos, pero nuestros bebés son capaces de saber qué composición hay en cada pecho y tomar lo que necesitan.

 

¿Y cómo sabe el bebé qué composición leche necesita?

Pues de la misma manera que a un león no le hace falta saber cuántos kilos de carne necesita al día o a las cebras comen justo la cantidad de vegetales que necesitan. Ningún animal hace un curso previo de nutrición y dietética y consumen lo que necesitan. Pues lo mismo pasa con nuestros bebés: saben qué composición de leche necesitan en cada momento.

Entonces, ¿debe tomar solo un pecho por toma?

Normalmente los bebés de menos de tres meses tienen de sobras con un pecho por toma. A medida que crecen van eligiendo ellos qué pecho quieren y cuánto tiempo lo quieren. A veces, les colocas en un pecho y parecen estar molestos y no querer saber nada de la teta, les pones en el otro y se agarran y maman con normalidad. Y es que, como decíamos antes solo ellos saben qué necesitan en cada momento. Nosotros solo debemos confiar en ellos y en nuestro cuerpo.

 

La app de LactApp es GRATUITA

Consigue respuestas personalizadas sobre vuestra lactancia.

DescargarAndroid Descargar IOS
Share

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *