Mi bebé Oleguer nació a las 33 semanas, y así fue nuestra lactancia

Recuerdo el día que nació Oleguer, estábamos en la semana 33 de embarazo, sentía mucho miedo, miedo porque no sabíamos que pasaría, miedo porque nadie nos explicaba nada, era una sensación muy extraña, tenía tantas ganas de verle… pero aún no tocaba ¡¡¡¡faltaban siete semanas !!!!!

Oleguer nació al mediodía por cesárea de urgencia y hasta la mañana siguiente no lo pude ver, era tan pequeño, llevaba una sonda nasogástrica y otros tubos…

Por suerte para él y para nosotros no tenía problemas asociados, sólo era pequeño, perfecto pero pequeño… Ese mismo día empecé a estimularme con el extractor de leche e íbamos guardando las pequeñas gotas de calostro que me salían y llevándolas a la Unidad de Neonatos, donde allí las enfermeras le daban por la sonda junto con lactancia artificial. Tuvimos mucha ayuda por parte de todo el equipo de Neonatos del Hospital General de Cataluña, practicamos piel con piel y gracias a ellas aprendí que cada gota de mi leche era importante para mi hijo, a veces se hacía muy duro tener nuestro pequeño allí aunque los padres podíamos entrar siempre que lo quisiéramos y estar todo el tiempo del mundo.

A los pocos días cuando me subió la leche Oleguer sólo se alimentaba con mi leche (vía sonda) y poco a poco iba creciendo, cada día ganaba gramos, recuerdo un día hablando con una enfermera que me comentaba que los niños cuando están en la barriga adquieren el reflejo de succión hacia la semana 35, pensé: “Vaya palo!!! dos semanas ordeñándome y él alimentándose por sonda, vaya mierda !!!”
Pero a los cinco o seis dias de nacer Oleguer, una enfermera me dijo que me sacara la bata y me pusiera el niño al pecho, que por probar no perdíamos nada, así lo hice y de golpe, Oleguer, levantó la cabeza y reptó hasta mis pechos, y después de chocar varias veces con mis pezones abrió la boca y comenzó a mamar. Fue mágico, mi pequeño campeón, allí estaba, enganchado a la teta de su mamá, fue muy “animal” no sé cómo definirlo…

Después de ese momento todas las tomas las hacía del pecho y ganaba peso muy rápidamente, al principio empezaba a mamar y se dormía a los pocos minutos, era tan pequeño, con una gasa mojada le mojábamos la carita o un piececito para que siguiera mamando, pero cuando él acababa de mamar yo tenía los pechos a punto de explotar así que después de cada toma me sacaba la leche con el extractor y la dejaba en el hospital para que se la dieran por la noche.

Y llegó el momento del alta, yo volvía a casa y mi pequeño se quedaba allí, las enfermeras me recomendaron que por la noche no fuera, que tenía que descansar, así que durante el día estaba en el hospital y marchaba allí a las 24h y en casa me despertaba cada dos horas para sacarme la leche, estaba convencida de que nuestra lactancia sería un éxito y tenía que luchar por conseguirlo, fueron tres semanas muy duras casi no me movía del hospital y por las noches tampoco descansaba mucho, era todo lo duro de las primeras semanas pero sin estar con nuestro hijo.

Pasaban los días y Oleguer mamaba perfectamente, ganaba peso, y por fin llegó el día que tanto esperábamos: Ya pesaba 2kg y podíamos irnos a casa. No me lo podía creer después de 21 días podíamos marchar a casa, 21 días de hospital, 21 días que cada vez que quería tocar a mi hijo me tenía que desinfectar hasta los codos, 21 días de no saber y sobre todo 21 días de extractor a “full time”.

Ahora comenzaba nuestra lactancia a demanda de verdad, yo confiaba mucho en nosotros, habíamos tenido un buen entrenamiento en el hospital, sin las enfermeras que fomentaron la lactancia materna desde neonatos, contestando todas mis dudas y miedos y animándome a seguir, nada hubiera sido igual, si hubiera encontrado un equipo desinformado y obsoleto en lactancia materna seguro hubiéramos salido con un bibi bajo el brazo y pensando que mi leche no era buena o que yo no podía darle el pecho a mi hijo…
En casa todo fue fácil, teta, teta y más teta y así estuvimos 25 meses de magnífica lactancia.

Berta.


La app de LactApp es GRATUITA

Consigue respuestas personalizadas sobre vuestra lactancia.

DescargarAndroid Descargar IOS
Share

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *