10 accesorios que (tal vez) no necesites para tu lactancia

10 accesorios que (tal vez) no necesites para tu lactancia

Es sabido por todas que cuando nos quedamos embarazadas necesitamos tener las cositas del bebé bien a punto antes del nacimiento, y que las marcas comerciales aprovechan esta necesidad para endosarnos todo tipo de accesorios que a menudo no usaremos ni una sola vez.

Durante la crianza de nuestros bebés nos tiramos de los pelos al ver cómo todos esos objetos conservan aún su precinto y no sabemos qué hacer con ellos…

Hace una semana publicamos “10 accesorios recomendados para tu futura lactancia” donde os hablábamos del “must have” para la lactancia materna.

En esta segunda parte queremos hablaros de 10 accesorios que NO hace falta que compremos durante el embarazo. Quizás son accesorios que tendremos que adquirir después, pero solo quizás, y son tan accesibles que parecería tontería tenerlos antes, primero por su valor económico y segundo por su carga psicológica: ya sabemos que la lactancia no siempre es un camino de rosas y hay que informarse bien durante el embarazo, pero comprarnos accesorios “por si acaso va mal” seguro que no nos ayuda demasiado.

 

  1. Chupetes: para nada necesitamos chupetes. El bebé succionará de nuestro pecho cuando lo necesite. El chupete es un sustituto de nuestra mama, aún así en caso de querer dárselo a nuestro bebé una vez nacido y establecida la lactancia, es tan fácil como bajar a cualquier tienda de puericultura o farmacia y comprarlo. Lee más sobre el uso del chupete.
  2. Biberones: si vas a hacer lactancia a demanda, ¿para qué necesitas un biberón? “Por si a caso”, te van a vender. Lo mismo que el chupete, si necesitas un biberón en algún momento de tu crianza, están disponibles en muchísimos sitios, y adquirir uno es tan sencillo que no hace falta avanzar acontecimientos.
  3. Pezonera: las pezoneras son una herramienta para una lactancia con ciertas dificultades muy concretas, si aún no sabes si tendrás o no dificultades y cuáles serán, ¿para qué te vas a comprar una de estas? Si la necesitas, viajecito de algún familiar a la farmacia, y solucionado. Si quieres leer más sobre las pezoneras clica aquí.
  4. Cazuelitas recoge-leche: son una excelente herramienta cuando tenemos grietas en el pezón, pero… ¡dudo que embarazada tengas el pezón herido! Tener accesorios que ayudan en caso de dificultad antes de tener esa dificultad sólo conseguirá que lo veas todo demasiado difícil. Si en algún momento las necesitas, ya te harás con unas 😉
  5. Cremas para el pezón, lanolina: no es necesario preparar el pezón durante el embarazo. Y, ya durante la lactancia, el pezón limpio y seco es todo lo que necesitas. Las cremas y lanolinas pueden entorpecer el proceso de cicatrización en caso de grietas. Lee más sobre grietas aquí.
  6. Esterilizador: ¿para qué vas a esterilizar un biberón que no usas? De todas maneras, y aunque lo uses, “la política de esterilización” ha cambiado sustancialmente. Con una olla y agua hirviendo de vez en cuando tienes más que de sobra y te ahorras un precioso espacio que seguro que necesitarás.
  7. Pulseras: existen unas pulseras que te recuerdan qué pecho “te toca”… ¿Qué decir sobre ellas? Bien… no hacen daño a nadie y como caprichito son muy monas, pero son del todo innecesarias… Para empezar, porque no pasa nada si le das el mismo pecho dos veces a tu bebé, sí que es cierto que debemos ir cambiando para evitar la ingurgitación las primeras semanas pero si en una toma nos confundimos, tampoco pasa nada, la leche de los dos pechos alimenta por igual. Pero si realmente quieres ser super metódica, tocando nuestro pecho es fácil saber cuál es el último, y si no te resulta fácil, con cualquier pulsera o goma de pelo tienes más que de sobra. Eso sí, también hay que acordarse de cambiarse la pulsera de mano. Para eso seguro que sacan otra pulsera para recordar que te cambies la pulsera y así hasta la eternidad 😉
  8. Crono: ¡esto ya es el no va más! Que nos cuelen un cronómetro para cronometrar el tiempo de tomas de cada pecho tiene delito… La LACTANCIA ES A DEMANDA en forma, en momento y en tiempo.
  9. Formador de pezones: no sirve de nada preparar los pezones durante el embarazo. Si tienes los pezones planos o invertidos podrás lactar sin problemas en la mayoría de los casos sin ningún artilugio ni preparación previa, puedes leer este post sobre el tema si es tu caso.
  10. Suplementos para tener más leche: el pecho produce tanta leche como el bebé le demanda, excepto en casos excepcionales. Para conseguir producir leche suficiente es importante que el bebé tenga acceso constante al pecho y no limitar las tomas. Los suplementos para tener más leche pueden ser incluso contraproducentes, por lo que si tenemos indicios de falta de leche, habrá que acudir a una comadrona o IBCLC para que puedan ayudarnos a valorar las causas.

La app de LactApp es GRATUITA

Consigue respuestas personalizadas sobre vuestra lactancia, incluye un repaso por todos los utensilios de lactancia para poder discernir los que realmente son útiles de los que no lo son:

DescargarAndroid Descargar IOS
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *